Facebook termina de cerrarse sobre sí misma y elimina los feeds RSS

Facebook, esa red social que no necesita presentación en la cual no participo desde hace más de un año (y no la echo de menos, que es lo mejor), dio hace poco el último paso para cerrarse sobre sí misma. Han desactivado la única vía de comunicación con el mundo exterior que les quedaba: los feeds RSS de las páginas públicas.

Continuar leyendo “Facebook termina de cerrarse sobre sí misma y elimina los feeds RSS”

Las redes sociales no son nada

Soy usuario de redes sociales. Desde siempre para mí han sido una forma de compartir lo que me gusta, unido a ese punto de egocentrismo y pseudo idolatría que supone recibir interacción. Nunca me las he tomado demasiado en serio, más allá de conocer gente (mucha de la cual, lo tengo asumido, no me echará de menos cuando deje de usarlas). Y la he conocido muy buena, todo sea dicho.

Continuar leyendo “Las redes sociales no son nada”

Sobre redes libres y descentralizadas

A estas alturas no es un secreto que soy defensor del software libre, tanto en el escritorio como en la red. En los tiempos que corren me parece necesario apostar por ellas ya que, por naturaleza, internet es libre y descentralizado, y es importante que recupere ese carácter.

No voy a detenerme aquí a hacer una introducción sobre Jabber, Diaspora o Pump.io, que son las que yo utilizo, o sobre otros sistemas como GNU Social o Friendica, porque eso ya lo hago con mis compañeros en Comunícate libremente. En esta entrada voy a tratar diferentes aspectos en relación con estas redes, aspectos ideológicos, técnicos y sentimentales. Es muy larga, más de tres mil palabras, que serían más de seis páginas en un procesador de textos, aunque está dividida en partes. El que avisa no es traidor.

Continuar leyendo “Sobre redes libres y descentralizadas”

Enlaces sobre tecnología y relaciones

Ya he escrito varias veces sobre este tema (una, dos y tres), sobre cómo el uso actual de la tecnología y las redes sociales afectan a las relaciones personales y a nuestra manera de ver el mundo. En esta ocasión quiero recopilar tres vídeos, un corto (todos en YouTube) y un artículo de Yorokobu (por ser el último que he leído). He llegado a pensar que estar desencantado de la tecnología es una especie de moda, pero se está prolongando más de lo habitual como para considerarlo como tal.

Continuar leyendo “Enlaces sobre tecnología y relaciones”

Sobre puntos de vista en tecnología

Últimamente cada vez me cansa más la visión de la tecnología que manifiestan el 99% de los medios y blogs tecnológicos. Todo es mercado, competición, funcionalidades y salidas a bolsa. Tan sólo se plantean otro tipo de cuestiones cuando hay un escándalo gordo del estilo de PRISM, que pronto parece quedar en anécdota. Entiendo que sea así porque realmente es lo que rige este mundillo, pero en mi opinión en usa visión muy plana de la tecnología. Incluso los análisis que van un poco más allá se rigen también por estos principios.

Por desgracia, estar al tanto de las novedades del mundillo es necesariamente encontrarse con todo esto. Pero ahora mismo, en la situación de internet y la tecnología en la que estamos, donde todo te rastrea y cada aparato se asocia a una cuenta de usuario, para mí no tiene el menor interés que Google cambie algo, que Amazon vaya a sacar una vidioconsola o que una empresa compre otra (a no ser que esa compra atente contra los usuarios, como es, a priori, el caso de Facebook y WhatsApp).

Continuar leyendo “Sobre puntos de vista en tecnología”

Hoy me toca ser consecuente

He hablado aquí de los problemas de Telegram, de la imposición que supone WhatsApp, de que Jabber es la tecnología del futuro, de que he eliminado mi cuenta de montones de lugares… Pero aún no era totalmente consecuente con mis ideas. Ahora estoy un poco más cerca: he borrado mi cuenta de Facebook.

Continuar leyendo “Hoy me toca ser consecuente”

Relajación tecnológica

Creo (solo creo) que estoy entrando en otra fase de «relajación tecnológica» después de estar otra vez desde junio muy pegado y pendiente a temas relacionados con el software libre. Creo (solo creo) que me toca relajar la mente en este sentido, volver a ver la tecnología más como herramienta (aunque nunca podré verla así del todo, llegado a este punto) y centrarme en lo que me toca, y en las aficiones a las que me da acceso pero van más allá de los límites de la pantalla (cine, música, literatura, los cuales no había abandonado del todo pero sí en buena medida, simplemente porque me apetecía).

Continuar leyendo “Relajación tecnológica”

Perfiles profesionales

Estos días en mis redes sociales estoy mostrando mi parte menos ‘tecnófila’, compartiendo enlaces y comentando otros temas, fuera del software libre y la informática en general (aunque siguen siendo mis temas principales).

Esto me ha llevado a pensar en aquellas personas que, en las redes de uso general, mantienen un perfil estrictamente profesional, que separan completamente del personal (el cual puede que no exista). Es decir, personas que usan las redes con el fin de encontrar trabajo, codearse con los gurús de su rama, compartir contenido y escribir sobre un único tema, el tema de su trabajo (o el que le gustaría que fuera su trabajo).

Continuar leyendo “Perfiles profesionales”

Desaparecer del dospuntocero

Cansa cómo se frivolizan las relaciones en lugares como Facebook, lanzar ideas al aire en Twitter esperando alguna reacción que quizá nunca llegue aunque tengas 1000 seguidores, o que no existas si no tienes alguna cuenta en estos servicios o WhatsApp.

Continuar leyendo “Desaparecer del dospuntocero”

Deja en paz los números de Twitter

No me gusta dar consejos sobre Twitter. Cada persona lo usa de un modo diferente, y con esto de los seguidores y siguiendo hay quien prefiere tener el mismo número de cada uno, quien tiene una lista privada de VIPs o por temas, quien no sigue a nadie… Da lo mismo. Hay mil entradas en internet que te dan consejos sobre cómo usarlo, pero respecto a este tema hay algo que no recuerdo haber visto nunca y que, con el tiempo, me he dado cuenta de que es básico.

No hagas que tus seguidores se sientan un número.

Continuar leyendo “Deja en paz los números de Twitter”