Las mujeres con caderas anchas no existen

Cuando mi novia va a comprar ropa se representa delante de mí un verdadero drama. Siempre acaba en el mismo punto: probándose mil prendas, sintiéndose gorda, con media depresión encima y, si los astros se alinean, con una o dos de las muchísimas prendas que se probó. Y seguramente haya tenido que dejar varias tiendas atrás por el hecho de que los pantalones no le suben de las caderas.

¿El problema? Mi novia tiene las caderas anchas. Y no está gorda. Algún kilillo le sobra, pero nadie diría que mi novia está gorda.

Continuar leyendo “Las mujeres con caderas anchas no existen”

El progresismo me da vergüenza

Ahora salen los de izquierdas en los medios diciendo que los de derechas han venido a parar el progreso. Aunque el enlace es antiguo pero lo he oído esta mañana en la radio mientras compraba, así que el discursito sigue presente después de estos meses.

Continuar leyendo “El progresismo me da vergüenza”

DIV#24 No me disculpo

En esta divagación no me disculpo por haber nacido hombre, blanco y hetero, que es el nuevo paradigma de la maldad. Creo que me restan puntos de opresor por haber nacido discapacitado.

Podcast asociado a la red de Sospechosos habituales. Suscrí­bete con este feed: https://feedpress.me/sospechososhabituales

El andaluz no es un idioma

Resulta que en el MairenaGO! 2018, Mercedes Hoyos dijo que los andaluces tienen que dominar el castellano, porque “todo se dobla en castellano, no en andaluz, desgraciadamente”, plantando de nuevo el debate sobre qué narices es el andaluz.

Continuar leyendo “El andaluz no es un idioma”

La libertad de expresión carnavalesca

Creo que no es ningún secreto que la libertad de expresión se encuentra en un momento delicado en nuestro país; algo, en mi opinión, bastante lamentable viendo el historial que tenemos. Acabamos de salir, como quien dice, de una dictadura donde se perseguía la libertad de expresión, que era castigada con cárcel o muerte. Hoy no hay tales penas, pero sí el escarnio público e incluso la posibilidad de quedarse sin trabajo, lo cual lleva a la autocensura, que es el peor tipo de todos: el miedo al qué dirán.

Continuar leyendo “La libertad de expresión carnavalesca”

Sobre los espacios exclusivos para mujeres

Llevo ya unas cuantas entradas hablando de temas relacionados con el género, y la entrada de hoy tiene cierta relación con la del 50-50 entre sexos.

Últimamente se está produciendo un fenómeno que, creo yo, hace unos años se hubiera visto como algo tremendamente discriminatorio y hoy se nos vende como una ventaja: el tener espacios reservados para mujeres. Me he cruzado con tres casos que ahora paso a comentar.

Continuar leyendo “Sobre los espacios exclusivos para mujeres”