Cosas que me cabrean de la sociedad

Actualización: Me hacen notar por privado que en esta entrada dejo fuera muchos asuntos que me cabrean incluso más de los aquí expuestos. Es lo que tiene escribir en caliente y basarme en epígrafes. Espero que el lector ocasional entienda que mi pensamiento va mucho más allá de los aquí expuesto.

Sí, es un título genérico bastante cutre, pero no encuentro otro que se adapte mejor a lo que quiero decir en esta entrada. Son frases a vuelapluma sobre cosas que me cabrean de diferentes ámbitos de la vida y de esta sociedad que nos ha tocado vivir.

Continuar leyendo “Cosas que me cabrean de la sociedad”

Discapacidad y neolengua

Otra reflexión que proviene de uno de mis paseos en las redes sociales. Para quienes no entiendan la referencia del título, la neolengua es una forma de hablar que se emplea en la novela 1984 de George Orwell, una novela que yo no lo he leído pero que está en el acervo cultural.

Continuar leyendo “Discapacidad y neolengua”

El corto ‘El orden de las cosas’ y la educación pública

Echando un rato en redes sociales me encuentro con este mensaje de Maestro Salieri que a su vez enlaza un artículo suyo en El Común donde cuenta un episodio ocurrido en su instituto el pasado 25N.

Según nos cuenta, en su centro se iba a proyectar para todos los niveles el cortometraje El orden de las cosas, un cortometraje con una fuerte carga simóbila y un mensaje muy contundente respecto a ese tema. Al parecer hubo quejas y los profesores, por evitar problemas, decidieron proyectarlo solo desde cuarto de ESO en adelante.

Todo esto me ha llevado a algunas reflexiones que paso a plasmar aquí.

Continuar leyendo “El corto ‘El orden de las cosas’ y la educación pública”

Las mujeres con caderas anchas no existen

Cuando mi novia va a comprar ropa se representa delante de mí un verdadero drama. Siempre acaba en el mismo punto: probándose mil prendas, sintiéndose gorda, con media depresión encima y, si los astros se alinean, con una o dos de las muchísimas prendas que se probó. Y seguramente haya tenido que dejar varias tiendas atrás por el hecho de que los pantalones no le suben de las caderas.

¿El problema? Mi novia tiene las caderas anchas. Y no está gorda. Algún kilillo le sobra, pero nadie diría que mi novia está gorda.

Continuar leyendo “Las mujeres con caderas anchas no existen”

El progresismo me da vergüenza

Ahora salen los de izquierdas en los medios diciendo que los de derechas han venido a parar el progreso. Aunque el enlace es antiguo pero lo he oído esta mañana en la radio mientras compraba, así que el discursito sigue presente después de estos meses.

Continuar leyendo “El progresismo me da vergüenza”

DIV#24 No me disculpo

En esta divagación no me disculpo por haber nacido hombre, blanco y hetero, que es el nuevo paradigma de la maldad. Creo que me restan puntos de opresor por haber nacido discapacitado.

Podcast asociado a la red de Sospechosos habituales. Suscrí­bete con este feed: https://feedpress.me/sospechososhabituales

El andaluz no es un idioma

Resulta que en el MairenaGO! 2018, Mercedes Hoyos dijo que los andaluces tienen que dominar el castellano, porque “todo se dobla en castellano, no en andaluz, desgraciadamente”, plantando de nuevo el debate sobre qué narices es el andaluz.

Continuar leyendo “El andaluz no es un idioma”