Cinco películas de Disney (VI)

Vamos con una entrega en la que aparecen cinco pesos pesados de la animación.

Tengo ya publicadas cinco entregas: I, II, III, IV y V.

Aladín

Esta película siempre fue mi favorita de Disney, y son mucho los elementos que consiguen esto. La ambientación oriental, el diseño y la personalidad de los personajes, la animación, las canciones… me gusta todo de esta película.

Por una parte, Aladín no es un protagonista muy diferente a los que se han visto en otras películas de princesas. Jasmín por su parte no se deja amedrentar, es inteligente y es ella quien decide su destino. El Genio no resulta para nada cargante a pesar de su carácter humorístico. Jafar y Jago hacen una pareja de antagonistas formidable. Incluso Abú y la alfombra, que no hablan, tienen una personalidad muy marcada y aportan a la película.

No puedo hablar de esta película sin al menos mencionar sus canciones: «El rey» y «Un mundo ideal» son canciones que se quedan en la cabeza sí o sí.

El rey león

Una adaptación libre de Hamlet que resulta tan inolvidable como el material de base. Otra obra maestra se mire por donde se mire por los aspectos en los que Disney nos tiene acostumbrados.

De esta película debo destacar el papel de Mufasa: desde el principio se augura su destino, y una vez este se cumple, se tienen presentes siempre los elementos que se asocian a él para ayudar al protagonista a afrontar su destino.

De nuevo tenemos a un villano manipulador y cruel que resulta memorable, como memorables son muchas de sus canciones: «Yo voy a ser el rey león», «Hakuna matata», «Es la noche del amor»… solo con recordar sus nombres se viene su sonido a la mente.

Pocahontas

Aunque soy capaz de valorar las muchas virtudes que tiene esta película, nunca me gustó. Y por más veces que la haya visto de adulto, no termina de llenarme. Suelo meterme con la película diciendo que Pocahontas siempre tiene un ventilador en la cara, por aquello de que siempre tiene el pelo al viento.

Ni siquiera soy capaz de decir por qué no me gusta la película. Lo único que sé con certeza que no me gusta es el estilo de dibujo. Valoro su apartado artístico, sus canciones, los personajes e incluso la historia… pero no conecto con ella, sin más.

El jorobado de Notre Dame

Es una película muy adulta y muy oscura en comparación con lo que nos tiene acostumbrado el estudio. Versión libre de Nuestra Señora de París, de Víctor Hugo, nos presenta un villano con muchas capas de profundidad y muchísimas escenas cargadas de simbolismo.

Sin duda Frolo y sus obsesiones son lo que más destaca en una película ya de por sí magnífica. Los aspectos son exactamente los mismos que en las cintas anteriores, así que no voy a alargar más estas líneas.

Hércules

Nos vamos a la antigua Grecia para conocer la historia (de nuevo, muy libremente adaptada) del héroe de los doce trabajos.

Volvemos a tener un villano sensacional, pero en esta ocasión todos los demás elementos no funcionan igual de bien. Cumplen, sí, pero están un pequeño escalón por debajo de la maestría de las películas anteriores (sí, debo ser justo y admitir que Pocahontas funciona mejor que Hércules).

Escribiendo estas líneas pienso que Disney no trabaja bien las historias de héroes elegidos y profecías, porque con Taron le pasó lo mismo: son buenas películas (Hércules mejor que Taron), pero algo tienen que no encajan del todo.

Mini ranking

En esta ocasión mi orden es muy claro, aunque todas las películas están a una distancia muy estrecha unas de otras: Aladín, El jorobado, El rey león, Hércules y Pocahontas. Si fuera justo tendría que poner Pocahontas antes de Hércules, pero… no puedo.

Imagen: Flickr, CC BY-NC-ND

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.