DIV 02 Ve al psicólogo

Escuchar en Castos · Enlace al audio

La salud mental es un tema que cada vez se tiene más presente a nivel social pero al que todavía no se le da la importancia que quizá debería dársele, más aún estos días tan extraños de pandemia, confinamientos, cierres perimetrales y demás.

Mi caso

Yo llevo desde el 3 de febrero en manos de un psicólogo. Y no porque esté llorando por los rincones o no me pueda tener de pie.

Mi motivación fue simple de enunciar pero no tan simple de detectar. Me di cuenta de que no aprovechaba el tiempo, ni a nivel laboral ni personal.

No podía ni disfrutar de una película. Solo me ponía series chorra o dejaba pasar las horas tirado en la silla del ordenador.

Tan solo dejaba pasar las horas para tener la mente en blanco el mayor tiempo posible.

Es normal que tuviera esta situación en verano, cuando tengo más tiempo libre. Pero me di cuenta de que estuve todo el primer trimestre en estas condiciones y empecé el segundo igual, incluso después de haberme propuesto mejorar la situación. Me costaba muchísimo arrancar a corregir cualquier examen o trabajo.

El docente es uno de los sectores donde hay más bajas por estrés, y antes de que la situación fuera a más decidí afrontar la situación y acudir a un psicólogo.

El tratamiento

En las primeras sesiones me confirmó que tenía cierto grado de ansiedad. Nada que no se pudiera controlar con ciertas estrategias, no había necesidad de medicación.

No voy a contar las estrategias que me ha enseñado porque están adaptadas a mi caso. Muchas de estas estrategias ya las conocía, pero aplicarlas a mí ha sido la clave para mejorar la situación.

También me ha venido francamente bien hablar de mí, dedicarme ese tiempo para sacar todo lo que tenía en la cabeza.

Conclusión

Si no estás del todo a gusto con tu día a día, te animo a que analices tu situación y valores ir al psicólogo.

Tenemos que normalizar el hecho de pedir ayuda a un psicólogo. Igual que vamos al médico cuando nos duele un brazo, podemos ir a un psicólogo cuando no estamos bien a nivel mental. Esto no quiere decir que seas débil ni hay que esperar a que la situación se agrave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.