Barreras cotidianas

Uno de los muchos problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad son las barreras que se encuentran en su día a día, muchas y de muchos tipos. Aquí voy a hablar de las que afectan a personas con discapacidad visual, que son las que mejor conozco por mis circunstancias.

Un asunto que tendría muy fácil solución es que los locales ofrecieran indicaciones en braille. Hace un tiempo fue noticia que los bares de mi pueblo ofrecieran sus cartas en dicho sistema. Creo que no es un desembolso económico demasiado grande, y la autonomía que da a las personas que no se manejan bien con tinta es impresionante. También es algo que se podría aplicar a cualquier tipo de indicación o cartel. 

Durante mucho tiempo pensé que el sistema braille estaba en un progresivo desuso, pero sigue siendo necesario interactuar con el mundo físico. Las tecnologías, aunque mejoran a pasos agigantados, no están en un punto de madurez tal como para prescindir de las indicaciones en braille. Aún queda mucho para disponer de aparatos asequibles y confiables que lean las indicaciones en las calles.

Otro punto importante es el que se muestra en el vídeo Barrerismo. Yo abordé un aspecto en mi entrada Escalones sin franja, y es la cantidad de obstáculos que dificultan la circulación segura a personas que tengan discapacidad visual o motriz. Las mesas de un bar, los contenedores de basura o los patinetes eléctricos (que se vieron durante una época) puestos en mitad de la calle impiden que muchas personas puedan acceder a las rutas más directas para ir a su destino. 

Lo mismo ocurre con tantos escalones que no tienen acceso con rampa, aunque este tema, por suerte, está siendo paliado por el auge de los carriles bici. La razón no es la idónea, pero bienvenida sea la solución. 

Es muy importante afrontar estos problemas desde una visión activa, reclamando a quien corresponda los cambios necesarios para mejorar la situación, y no desde un victimismo en el que la sociedad está mal y nos agrede. Por desgracia, la sociedad ha tenido muy poco en cuenta a las personales con discapacidad hasta ahora. Luchemos por cambiarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.