Cada vez más expuestos

Cuando yo empecé con internet era una máxima que no dieras tu nombre real a nadie. Ni cualquier dato que te pudiera identificar. Ahora yo mismo tengo un blog con mi nombre y apellidos en grande, y mucha gente hace lo mismo. Pero esto es una decisión personal; por contra, muchas plataformas ya te piden un nombre real para registrarte, y si no lo das, te expulsan.

Hace poco lo normal era crearte un fotolog donde ponías una foto tuya o de un paisaje y contabas tu día o una reflexión. Hoy pones toda tu vida online, algunos incluso usan geolocalización con perfiles públicos, o comparten datos en perfiles públicos, con lo que se podría crear un historial de lugares visitados y las horas de salida con fines perversos, todo con el beneplácito del usuario.

La máxima sigue siendo la misma que cuando yo empecé: usar internet con sentido común. La cuestión es que cada vez nos ponen más difícil encontrarlo, cuando todo el sistema te invita a que te expongas.


2 comments

  • “Cuando todo el sistema te invita a que te expongas.” Creo que es justamente eso, la presión social, pero vaya, que siempre estás a tiempo de eliminar las cuentas y empezar de cero (o casi).

  • […] Últimamente no paro de encontrarme artículos y noticias que me hacen saltar todas las alarmas. Ese internet con el que tanto he aprendido cada vez hay más cabreos, más extremismos, más intolerancia, menos respeto y lo que es peor, menos responsabilidad ante lo que uno escribe o hace. Lo cual es verdaderamente chungo en una era en lo que se nos conoce por nuestro nombre real. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.