Sobre puntos de vista en tecnología

Últimamente cada vez me cansa más la visión de la tecnología que manifiestan el 99% de los medios y blogs tecnológicos. Todo es mercado, competición, funcionalidades y salidas a bolsa. Tan sólo se plantean otro tipo de cuestiones cuando hay un escándalo gordo del estilo de PRISM, que pronto parece quedar en anécdota. Entiendo que sea así porque realmente es lo que rige este mundillo, pero en mi opinión en usa visión muy plana de la tecnología. Incluso los análisis que van un poco más allá se rigen también por estos principios.

Por desgracia, estar al tanto de las novedades del mundillo es necesariamente encontrarse con todo esto. Pero ahora mismo, en la situación de internet y la tecnología en la que estamos, donde todo te rastrea y cada aparato se asocia a una cuenta de usuario, para mí no tiene el menor interés que Google cambie algo, que Amazon vaya a sacar una vidioconsola o que una empresa compre otra (a no ser que esa compra atente contra los usuarios, como es, a priori, el caso de Facebook y WhatsApp).

Lo que más me mosquea es que los medios sobre software libre siguen estas premisas. Parece que solo interese el último lanzamiento de una distribución grande (si es Ubuntu o derivadas mejor), enumerar las características de una nueva versión de un software conocido, o del nuevo kernel, o contar por enésima vez que “Linux” nunca triunfará en el escritorio por las mismas razones de hace veinte años. Por suerte son fáciles de distinguir: basta comprobar que siempre hablan de “open source” o que “GNU” no aparece por ninguna parte (a no ser que sea para criticar a Stallman). Por suerte los blogs más pequeños tienen otras ideas y los temas se diversifican, hablan de actualidad con tono crítico y recomiendan todo tipo de programas y juegos.

Todo esto lleva, por mencionar solo un caso que que he visto hace muy poco, a encontrar artículos que se plantean si es necesario Firefox OS, un sistema operativo móvil, libre y que otorga variedad al tan adorado mercado, sin siquiera considerar que Mozilla es una fundación sin ánimo de lucro o que no quiere ser el número uno en usuarios sino luchar por los estándares web. Y también me lleva a mí a estar suscrito cada vez a menos medios tecnológicos generalistas (también gracias a mis contactos en InoReader, que comparten lo más importante de esos medios y así puedo enterarme).

Ya que he hablado de Google y Amazon, yo no voy a lanzarme por un Nexus 5 cuando Google ha metido la nariz hasta lo indecible en Android, hasta el punto de integrar los SMS en Hangouts (aunque todavía hay quien dice que podemos estar agradecidos porque la base sí sea libre). Tampoco voy a emocionarme porque a España llegue el Chromecast, por muy útil que pueda resultar, porque no sé qué hay en sus tripas. Y tampoco me interesa que Amazon quiera lanzar una videoconsola, porque ya cometí el error en su momento de comprar un Kindle: ya me tienen vigilado por ahí, no quiero que sepan más de mí.

Todo esto no significa que yo no tenga una visión plenamente utilitaria de la tecnología. Quiero que todo funcione, que funcione lo mejor posible y que sea lo más cómodo posible. Pero también quiero que la tecnología que uso me respete como usuario. Que yo sea el dueño de mis aparatos y de mis datos en la mayor medida, y no al revés. Es la razón por la que uso y difundo software libre, pero también el motivo por el que recomiendo XMPP o redes sociales libres, algo que va más allá de sistemas operativos.

A mí lo que me interesa es que mejoren Firefox, LibreOffice, KDE o los sistemas operativos móviles basados en software libre. Que OpenMailBox añada OwnCloud, que aparezcan nuevos clientes para Jabber más amigables y sencillos (ojo a Conversations, verde pero prometedor), que las aplicaciones web permitan que mis datos sean míos y que no metan la nariz más de la cuenta (ojo a PryNotes o Laverna), o que MediaGoblin haya alcanzado el primer objetivo de su campaña de crowdfunding, Porque son proyectos útiles que me respetan como usuario.

Pero claro, es tremendamente difícil encontrar un medio medianamente importante que se tome en serio estos temas. Y menos en español. Porque eso no da visitas ni dinero. No queda más remedio que picotear en los planets de diversos proyectos y encontrar los pocos pero valiosos blogs sobre GNU/Linux con una visión parecida. Y las redes libres (especialmente Pump.io), que tantas alegrías me dan desde hace meses.

7 opiniones en “Sobre puntos de vista en tecnología”

  1. Yo pienso como tu. Lo último ha sido el caso de gnome3 y su falta de liquidez actual (que ha sido causada por adelantar dinero de las becas para su programa OPW, Outreach Program for Women, su “Google Summer of code” y no haber recibido fondos prometidos por compañías que financian la fundación). La gente dice que no aporta dinero y se escudan en que gnome3 es una mierda y empiezan a echar mierda encima con los viejos tópicos de siempre (se han cargado el escritorio, no es usable para mi, han quitado esta característica sin la cual no puedo vivir, el supuesto maltrato de los desarrolladores a ideas de fuera aunque no casen con la visión, estructura, esquema u objetivos a medio/largo plazo de algún componente o de la plataforma, la tecnología es desfasada, se está pasando todo el mundo a QT, ya no es relevante, etc), nada con argumentaciones serias y reales y si mucho egocentrismo y mucho FUD. Se olvidan de la magnitud del proyecto y de todo lo que supone a muchos niveles y la gente que está trabajando duramente para sacarlo adelante.

  2. Quisiera aclarar, antes que nada, que hablo desde la más absoluta ignorancia. Lo digo porque se me pueden echar encima varios expertos y no es mi intención picar ni molestar a nadie.

    En mi opinión, uno de los problemas de los blogs de tecnología y/o medios tecnológicos es el buscar constantemente poder colocar titulares como “la mejor aplicación” “el mejor sistema” “el x definitivo” y eso genera confusión entre aquella gente que no dispone de una gran base pero que se acerca a estas paǵinas con curiosidad. Amén de que también muchos de los que se acercan por curiosidad salen disparados cuando en comentarios aparecen los “fans” en el más puro significado del término fanático.

    Más que un error de presentación, venta, etc lo veo como un error de bulto, es decir, de aproximación, pero no del que tiene interés hacia el medio sino a la inversa… No te puedes hacer entendible cuando pontificas sobre algo sin dar la oportunidad a otro de ponerse en tu plano. Mucho menos cuando cualquier aproximación da fruto a un enfarragoso lenguaje en jerga que parece que sacan cada vez que necesitan que sus propios egos sepan que saben de softlibre.

    Dicho esto simplemente reptir lo que llevo años diciendo del mundo del soft libre (hice la década hace un año) Pecamos de creer que los demás son imbéciles… Y a veces los gilipollas somos nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *