El extraño caso de las insignias de Fitness

Hace poco experimenté un «expediente X» en relación con las insignias de actividad de la app Fitness de mi iPhone.

Antes que nada hay que tener claros dos puntos:

Cuando uno entra en el mundo de Apple debe saber perfectamente que esta empresa juega con sus propias reglas, es una compañía que actúa de una manera muy particular y que a veces uno solo se puede explicar diciendo: «Es que es Apple».

Por otro lado, no me creo nada eso de que «Lo que está en el iPhone se queda en tu iPhone». Hay varios escritos al respecto. Apple tiene monitorizado cada click y no está claro que no venda esos datos a terceros.

Establecidos estos dos puntos, vamos al caso en sí.

A mí no me gusta almacenar datos así porque sí en mi teléfono. Desde que tengo iPhone y desde que tengo Apple Watch se han ido guardando datos en la aplicación de Salud.

Con el Apple Watch se guardan los pasos, los entrenos, yo también metí alguna medida corporal pero, como digo, no me gusta almacenar tanto dato sin propósito y llegó cierto momento en el que pensé en borrar todo: datos de salud, entrenos, pasos, todo. Empezar de cero.

Cuando lo hice en el iPhone Xs, con la app Salud sin sincronizar en iCloud, me encontré que las insignias de la app Fitness siguen ahí.

Cuando busco en internet me encuentro que no se pueden borrar las insignias en sí. Aunque vacíes la app Salud (que incluye los datos de la app Fitness), las insignias se conservan.

Yo pensé que eso se quedaría en la ID de Apple y que sería imposible de borrar. Cualquiera sabe. Me hice a la idea de que las insignias se quedarían ahí y seguí con mi vida. Al fin y al cabo, hay que buscar el apartado específicamente, no está a la vista de forma evidente.

¿Cómo se explica esto? «Es que es Apple».

La cuestión podía haberse quedado ahí, con las insignias antiguas siempre visibles. Pero no.

En cuanto se anunció el iPhone SE de 2022 me lancé por él. Cuando me llega el teléfono transfiero de forma inalámbrica y bastante rápida los datos del teléfono antiguo al nuevo (veinte minutos tardé en tenerlo exactamente igual al anterior), lo enlazo al reloj, y…

Cuál fue mi sorpresa que cuando me voy a la app Fitness me encuentro que las dichosas insignias han desaparecido. Ni los récords, ni las especiales, nada: en el teléfono nuevo la pantalla aparecía totalmente en blanco.

Solo puedo hacer suposiciones del porqué ocurre esto. Quizá al no tener los datos de salud sincronizado con iCloud las insignias no están en la ID de Apple pero sí se quedan almacenadas en el teléfono y de ahí no hay forma de borrarlas.

Fue una sorpresa agradable porque mi objetivo era, precisamente, no tener esas insignias, pero…

¿Cómo se explica esto? «Es que es Apple».

Es cierto que Apple va dando pasitos para dar mayores posibilidades al usuario en este sentido. Por ejemplo, ahora deja cambiar los objetivos de movimiento y ya ha llegado la app Fitness al iPhone sin necesidad de tener un reloj. Esperemos que de aquí a dos o tres versiones del sistema operativo sí permita borrar las dichosas insignias sin tener que cambiar por completo de teléfono.

Si alguien tiene alguna explicación, estaré encantado de leerle.

Esta entrada es una transcripción imprecisa de un audio de mi pódcast Divagaciones. Puedes escucharlo o descargarlo.

Leave a Comment