iPhone SE 2022

Escuchar en Castos · Enlace al audio

En cuanto se anunció el nuevo modelo de iPhone SE lo vi claro: me iba a hacer con él.

¿Por qué tomar esta decisión, teniendo en cuenta las numerosas críticas que tiene el aparato? Muy fácil: quiero iOS y quiero TouchID. Este es el único teléfono que cumple ambas condiciones.

Un poco de historia

A finales de 2019 me robaron un iPhone 8 Plus. Fui incapaz de recuperarlo aunque denuncié el robo y parecía fácil de identificar la persona que me lo robó. Yo estaba encantado con este teléfono, tenía justo lo que necesitaba.

A principios de 2020 me hice con un iPhone Xs por aquello de ser todo pantalla y tener desbloqueo facial. Este aparato hizo que detestara FaceID.

Es comprarme el cacharro y, un par de meses después, hubiera una pandemia que nos obligó a salir con mascarilla y Apple no estaba preparada para ello. Luego metieron desbloqueo desde el reloj, que siempre me pareció bastante inseguro, pero no servía para compras o para el gestor de contraseñas.

Incluso sin mascarilla me costaba muchísimo desbloquearlo. Como me acerco mucho el teléfono, siempre tenía que apartarlo en un movimiento antinatural. Al principio ni siquiera había ruido de desbloqueo.

Finalmente, la mayoría del tiempo desbolqueaba el teléfono por código, algo que me parece totalmente innecesario y anacrónico, más teniendo en cuenta que yo había tenido un aparato con desbloqueo biométrico que me funcionaba perfectamente.

Y llegó el SE de 2022

Da rabia que el único iPhone con TouchID sea un teléfono con una pantalla pequeña, que no ocupa todo el espacio disponible, que usa una tecnología ya superada y con un diseño anticuado.

Veamos cada uno por separado:

  • Pantalla pequeña: me da igual. Al final la uso para mirar WhatsApp y poquito más, en mi día a día el iPhone es el instrumento para escuchar pódcast o audiolibros.
  • Pantalla que no aprovecha todo el espacio: ¿la ventaja de eso es…? Al final la pantalla queda en negro por los lados cuando miras un vídeo. No sobraría que ocupara todo el espacio, pero tampoco lo echo en falta.
  • Pantalla con tecnología anticuada: veía mejor el 8 Plus que el Xs. Tenía más brillo. Es cierto que en el 11 ya mejoraron el OLED, pero no me quedan ganas de experimentarlo.
  • Diseño anticuado: me da igual. Quiero un teléfono funcional, no bonito. Y me parece bonito.

Aspectos que sí me parecen criticables:

  • Es más caro que el anterior.
  • No tiene TouchID integrado en el botón de encendido cuando sí lo está en el iPad Air.
  • La cámara no aprovecha el chip. Es una única lente frente a las dos o tres que tienen los otros modelos.

La comparación con un teléfono Android de menor precio me parece totalmente innecesaria por el soporte de Apple a sus teléfonos (se actualizará mucho más que cualquier Android) y por la cámara (aunque aquí no pongo la mano en el fuego, la cámara de iPhone siempre ha estado muy bien considerada).

En resumen…

Me he comprado un iPhone SE de 2022 porque quiero y porque puedo. Muchas veces entramos en disquisiciones absurdas y mis razones no son más que las expuestas arriba: quiero iOS y quiero TouchID. Este es el único teléfono que me lo ofrece. Sin más.

Leave a Comment