De ProtonMail y tecnología cifrada

Hace un tiempo hubo una polémica en torno al proveedor de correo cifrado ProtonMail.

En resumidas cuentas, por orden judicial colaboraron para atrapar a un activista francés. Y lo cierto es que no entendí por qué se generó tanto revuelo.

Los países tienen leyes, y esas leyes hay que cumplirlas. Más aún en este caso, que se pidió rastrear una dirección de correo en concreto perteneciente a un delincuente ya reconocido por la ley.

Me gustaría que todas las actuaciones judiciales fueran así en lugar de esta vigilancia masiva «por si acaso» de la que «disfrutamos» hoy.

El equipo de ProtonMail se pronunció sobre el asunto.

Otro detallito: según el equipo de Proton, ni ellos ni las autoridades han sido capaces de leer el correo del susodicho. Imagino que le exigirán descifrarlos para meterles mano.

Este asunto no le viene nada bien a su imagen como proveedor de correo ultraprivado. De hecho cambiaron su página web en relación con el rastreo de IP a raíz de la polémica.

Por también es cierto que ProtonMail sigue siendo uno de los proveedores de correo más privados que hay por ahí fuera y que mucha gente debería rascar un poquito más.

En muchos círculos se reclama una privacidad absoluta para las comunicaciones de los ciudadanos y parecen olvidarse de que la tecnología también se puede usar para hacer el mal.

El cuchillo no tiene la culpa de que un asesino lo use para matar, pero ese cuchillo da pistas sobre quién es el asesino. Pretender que se implemente para toda la sociedad una tecnología totalmente ofuscada incluso para las autoridades me parece un pensamiento bastante inconsciente respecto a la realidad que vivimos.

Hay que buscar un punto medio, y esta actuación de ProtonMail me parece un ejemplo de una correcta actuación ante un caso así.

PD: El Adrián de hace seis años ya escribió sobre la necesidad de ese punto medio respecto a la seguridad informática.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.