Ante el Covid y el frío, cállate

Ante la tercera ola de Covid y una ola de frío, las medidas de la Junta en los centros públicos han sido decirnos que nos abriguemos bien.

Nada más que añadir, señoría.

Si en algunos centros se están comprando calefactores es por iniciativa de las AMPAs. Que para eso están, parece. ¿Dotar bien las aulas? ¿Tarea de la administración? ¿Dónde pone eso?

Hay que tener las ventanas abiertas para evitar la propagación del Covid. Hasta ahí todos de acuerdo. Pero, con este frío, ¿pasar a modalidad telemática un par de semanas? ¿Convocar una huelga? ¿Para qué?

El colectivo de profesores estamos acostumbrados a tragar, por tragar un poco más no nos vamos a atragantar. Hemos desarrollado unas tragaderas que dan gusto.

Estoy un pelín indignado. Un pelín nada más, porque a los profesores no se nos permite estar indignados de verdad.

Y antes de que nadie me llame llorón, no lo digo por mí, lo digo por mis alumnos. Los chavales no se merecen estar seis horas con estas temperaturas.

No sé qué hacer a nivel individual ante esto. Creo que no se puede hacer nada ante la pasividad de sindicatos y administración. Impotencia, tan solo impotencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.