Es extraño

Es extraño escribir una entrada personal en el blog después de tantos cambios.

Es extraño salir a la calle, llevar mascarilla, mantener una distancia, llevar encima el gel.

Es extraño tener vacaciones después de tres meses de locura en los que los profesores nos hemos sacado de la manga una forma de trabajar online.

Es extraño que el curso que viene me vaya lejos de la Bahía. Es extraño que no me dé pena.

Es extraño sentir que voy para treinta y uno y que aún ando entre mudanzas y alquileres.

Las mudanzas no son extrañas. Son odiosas.

Es extraño estar solo después de una relación de cuatro años. Es extraño que haya sido yo quien la haya terminado.

Es extraño pensar que voy a tener todo el tiempo para mí, para mis aficiones.

Es extraño pensar que quizá solo soy un ermitaño egoísta.

Supongo que la vida es esto. Lidiar con sus extrañezas.

8 opiniones en “Es extraño”

  1. Desde hace unos meses TODO es extraño. Yo quisiera pensar que esa extrañeza permanecerá así, como algo anecdótico y no se convertirá en algo cotidiano. Antes tenía mucha fe en ese pensamiento, ahora menos. Sabes? Da igual, al final siempre nos acostumbramos a todo.
    Cuando necesites algo familiar, ya sabes donde acudir :-)

  2. Puedes conocer a una persona extraña que se convierta en tu pareja. Puedes encontrar nuevas aficiones extrañas. Puedes realizar el mismo trabajo ante nuevos extraños a los que cambies la vida.
    Puede que averigües nuevas extrañezas en ti mismo que te ayuden a conocerte mejor.
    Te lo dice un extraño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.