Vuelvo a la carga

Si hay una frase que me define es: «voy por fases». También hay una palabra que usaron para reírse una vez de mí por otros temas pero que vuelve a mí de manera cíclica: «indeciso». En esta entrada quiero contar en qué situación me encuentro ahora mismo.

Mi trabajo me gusta y me absorbe. Pongo esto en primer lugar porque es la principal razón de que el blog haya perdido fuelle: en muchas ocasiones uso mis ratos libres para investigar sobre mi trabajo. Cuando no, lo que suelo hacer es ver películas o series. O encargarme de la casa, estar con mi novia y esas exigencias de la vida adulta.

No quiero presiones de ningún tipo. He dejado de lado proyectos que tenía porque no quiero comprometerme con nadie en el mundo digital. Esto incluye colaborar, iniciar o revivir proyectos. Tenía varios de estos casos.

Me he quitado de muchos medios sociales. Ni Twitter, ni Instagram, ni Mastodon, ni Telegram. Sé que mi blog tiene mucho menos alcance sin ellos, y podría daros razones éticas y técnicas para me decisión, pero os lo resumo más fácil: no me apetece. Y como me conozco, lo mejor que puedo hacer es cerrarlas.

Ahora soy algo más inaccesible para contactar, lo sé. Pero sigo teniendo una cuenta de email muy hermosa y una dirección Jabber que reviso de vez en cuando. No son los medios más populares ahora mismo, pero es lo que tengo.

Mi podcast se va a otro hogar. El método de publicación anterior me resultaba farragoso y lento. Es el mejor para tener control, pero ahora mismo lo que necesito es facilidad. No publicaba porque el proceso para hacerlo es lento. Ya os informaré sobre esto con más en profundidad cuando haya nuevo contenido publicado.

He ocultado entradas en el blog. Algunos lo considerarán autocensura, porque he ocultado entradas de temáticas más controvertidas en el ámbito social. También muchas sobre tecnología y software libre. No es que me arrepienta de haberlas escrito, es que simplemente a día de hoy no estoy cómodo con que ciertos textos míos estén publicados en internet.

Esta vez no me voy a comprometer a escribir una entrada semanal o a publicar un podcast cada dos. Lo único que quiero es terminar este letargo que el blog tiene desde hace tiempo, y volver a sentirme orgulloso con lo que escribo. A lo mejor con un contenido menos comprometido, pero es lo que me pide el cuerpo ahora mismo.

Si algo he aprendido con todo este tiempo publicando en internet es que hay que hacer lo que pida el cuerpo. Y ahora toca esto. Dentro de un tiempo ya se verá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.