‘Gran Hotel’, gran serie

Me ocurre algo curioso. Hay muchísima gente aficionada a las series americanas, sin embargo a mí me ocurre que las series que más recuerdo son españolas. En este blog ya os he hablado de dos (Los misterios de Laura y El ministerio del tiempo) y hoy os traigo la tercera.

Gran Hotel es una serie emitida en Antena 3 durante los años 2011 y 2013. El punto de partida es la llegada de Julio Olmedo al Gran Hotel de Cantaloa para investigar el asesinato de su hermana, pero a partir de ahí se verá envuelto en una maraña de enredos e intrigas que irán desde los dueños del hotel a muchos de los miembros del servicio.

La serie es una delicia en todos sus aspectos. El guion, aunque enrevesado en algunos momentos (no por nada es una serie policíaca de suspense), es muy fácil de seguir. La escenografía y el uso de los planos y el color están también muy cuidados, pero lo que destaco del apartado artístico es la banda sonora, que consta de melodías recordables y que acompañan genial cada situación. En tiempos en los que apenas hay bandas sonoras memorables, es algo que llama la atención.

La serie cuenta en su elenco con grandes nombres de la ficción española y otros no tan conocidos por entonces que demostraron aquí su verdadera capacidad interpretativa. Yon González, Amaia Salamanca, Adriana Ozores, Pedro Alonso, Concha Velasco… cualquiera que tenga un poco de culturilla audiovisual en España reconocerá muchos rostros en esta serie, y no hay una sola actuación, que yo recuerde, que me haya causado algún tipo de rechazo.

La serie se puede comprar con Downtown Abbey puesto que guarda muchas similitudes con ella: relaciones entre señores y servicio, enredos entre ellos, secretos, manipulaciones… La serie cuenta con muchos elementos típicos que podemos esperar de una serie de época como esta. Además aprovecha la época en la que se ambienta (principios del siglo XX) para introducir ciertos personajes que forman parte de la historia durante algún capítulo, como Houdini o Agatha Christie.

Pero si me atrevo a calificar Gran Hotel como una gran serie es por los personajes, que se muestran complejos y profundos. Algo que me encanta es que apenas hay personajes que podamos clasificar como «buenos» o «malos» todo el tiempo. No son personajes tan simples: incluso a los que se adscriben más claramente a alguno de estos bandos los vemos flaquear y logran que empaticemos con ellos. No son santos ni demonios, son humanos, con sus errores, sus aciertos y sus demonios del pasado.

La serie consta de 38 episodios divididos en tres temporadas: 8 en la primera, 8 en la segunda y 22 en la tercera. El mayor problema es el mismo del que adolecen todas las series españolas: los capítulos son demasiado largos, con una hora y veinte de duración.

La fama de la serie fue tal que no solo adquirieron los derechos para doblarla en otros países, sino que también se han hecho adaptaciones. Además fue ganadora de numerosos y merecidos premios.

Si estamos dispuestos a comenzar con la serie, y sois más o menos aficionados a estos géneros, estoy seguro de que la serie os convencerá. A mí me ha convencido a pesar de mis reticencias iniciales, y no solo me ha entretenido: me parece que retrata muy bien tanto la época como la naturaleza del ser humano.

Imagen: Encontrada en Fotogramas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.