Fin de ciclo en mi vida frente a la pantalla

Citando a Carlos Fenollosa, una persona a la que seguí y respeté mucho en su tiempo a pesar de tener por entonces muchas diferencias de pensamiento con él, «el software libre no es mi lucha».

No lo es y no quiero que lo sea más.

Ya comenté hace tiempo que volví a Twitter. Pues bien: poco después de eso volví a Facebook y también a Instagram, una red social que nunca había usado demasiado. ¿La razón? Estar con mi gente. Me olvidé de razones filosóficas o técnicas.

Me he comprado un iMac. A pesar de haber dado motivos para no hacerlo. ¿La razón? Tengo problemas de vista, estoy empezando a notar que mi espalda se resiente. La accesibilidad en Linux es casi inexistente.

No voy a volver a las redes libres. Y menos ahora. Si me censuraban ya usando GNU/Linux por decir que el puñetero terminal no hace falta para todo, a ver ahora qué dirán de mí. El públ0ico de dichas redes suele ser un nicho que no me interesa ahora mismo. Solo usaré Jabber, puntualmente.

Me he vuelto un usuario de tecnología casi como los demás. Digo «casi» porque sé mantener un perfil con la información justa que quiera mostrar y no soy un inconsciente. Pero no voy a renegar de la utilidad de las herramientas por que sean libres o no.

Me niego a hacer más renuncias.

Me queda algo de congruencia en esta cabeza loca así que no os preocupéis que no voy a hacer apología de MacOS o de sus bondades. Tampoco promocionaré las redes sociales centralizadas más allá de un enlace.

Mi foco está en otros asuntos. Si llevo cierto tiempo tratando la tecnología muy puntualmente, ese «puntualmente» va a serlo aún más.

No hablo del uso del ordenador desde abril y quiero que siga siendo así. De hecho, esta entrada es refuerzo y ampliación de cuando dije que no hablaría más de software libre por el momento. Mis aparatos se han convertido en lo que siempre debieron haber sido: medios, no el fin.

Cedo el testigo de divulgación del software libre a quier lo quiera. Ya hay mucha gente y muy buena haciéndolo. No reniego de mi pasado porque todo ello me ha llevado a donde estoy y, en buena parte, a ser quien soy, pero ya no me sale.

Esto es un fin de ciclo en toda regla. Siempre suelo decir que me conozco y que voy por rachas, y no es algo que vaya a negar ahora. A lo mejor en un año me veis divulgando de nuevo software libre, pero sinceramente no lo veo algo cercano ni siquiera a largo plazo.

Si aún queda alguien que me siga exclusivamente por hablar de software libre, ya sabéis qué derroteros va a tomar el blog. Si aún queda alguien así, un saludo y gracias. Probablemente os haya decepcionado, pero así son las cosas.

Imagen: Pixabay, CC0.

8 opiniones en “Fin de ciclo en mi vida frente a la pantalla”

  1. La verdad me parece muy acertada tu opinión, no podría estár más de acuerdo contigo. Incluso creo que la frase “Mis aparatos se han convertido en lo que siempre debieron haber sido: medios, no el fin.” es una gran verdad que muchos olvidamos en varios momentos y los tomamos como un fin.

    Debo decir que me sorprendió que te compraras un iMac, pero entiendo completamente los motivos y en accesibilidad apple es lo mejor hoy en día.

    Saludos

    1. Es como todo: fases. Tuve la fase en la que el ordenador era un fin, en la que he aprendido mucho y de la que no reniego, y ahora empiezo otra. Lo del iMac lo he pensado muchísimo pero el tema de la accesibilidad ha tirado mucho, y Windows no lo quiero ni pintado.

  2. La vida está compuesta por diversas etapas y cada una de ellas tiene unas necesidades muy distintas entre ellas.
    El tiempo es algo muy escaso y el tiempo libre mucho más aún.
    Utilizar lo que tenemos a nuestro alcance para conseguir rascar un poco más de tiempo y/o hacerlo de una forma aún más cómoda es lo que debemos buscar.

    Espero que te vaya bien el cambio, incluso que vuelvas a disfrutar de la informática 😊

  3. “Me queda algo de congruencia en esta cabeza loca así que no os preocupéis que no voy a hacer apología de MacOS o de sus bondades. Tampoco promocionaré las redes sociales centralizadas más allá de un enlace.”

    Eres tan pusilánime que ya no creo nada de lo que escribes aquí, es bastante probable que incluso escribas algo echando barro sobre gnu/linux después de un tiempo. XD

    1. Sobre el sistema operativo en sí, no lo creo. Siempre me ha ido muy bien, quitando ciertos detalles por épocas, pero sería muy injusto por mi parte ponerme ahora a despotricar. Como digo en la entrada, me queda algo de congruencia.

      ¿Es de pusilánime admitir que mis prioridades y mi uso de la informática ha cambiado? A mí me parecería más cobarde dejar a los pocos lectores que tengo con ganas de ver un tema que ya no trataré mucho más. Pero bueno: he dado tantos bandazos que entiendo que me quede poca credibilidad al respecto.

  4. Cada uno usa o deja de usar lo que quiera. ¡¡Si ahora has decidido volver a las redes sociales, y abandonar Linux por Mac, pues perfecto!! Si hubieses seguido como antes, perfecto también.
    Facebook, e Instagram te permiten estar en contacto con personas que de otra forma no podrías, porque hay personas que SOLO viven en esas redes (ya me entiendes).
    Twitter es una fuente de información rápida sin igual.
    Mac es un buen ordenador y tiene un buen sistema operativo, caro pero bueno.
    Todo ello si se sabe utilizar son buenas herramientas, el problema es cuando se hace mal uso de ellos o no se sabe utilizar.
    Te recomiendo la película EL CIRCULO, para ver un claro ejemplo de lo que te comento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *