Paseo por algunos escritorios de GNU/Linux

Todo aquel que se haya adentrado mínimamente en el mundo de GNU/Linux sabe que la diversidad en todos sus sentidos es su mayor virtud o su mayor problema, según a quién se le pregunte. Yo soy de los primeros y, aunque últimamente me he estabilizado bastante en distribuciones de la familia de Debian (la que tengo instalada ahora mismo es la propia distribución madre) con escritorio KDE Plasma, que uso desde hace ya más de cinco años, de vez en cuando me gusta ver qué se cuece en otros ambientes. Por ese motivo, hace poco hice un pequeño paseo por diferentes entornos de escritorio.

Este paseo es del todo insuficiente para valorar de un modo más o menos objetivo (si es que eso se puede hacer más allá del rendimiento) cada entorno de escritorio. El motivo de escoger esta palabra es porque mis pruebas se limitaron a poner en un pincho USB una distribución viva para poder probar el escritorio durante unos minutos, tocar sus opciones y ver cómo se desenvolvía con algunas acciones básicas.

Los escritorios que he visto son:

  • Xfce en Manjaro 15.12
  • Unity en una ISO diaria de Ubuntu 16.04
  • Cinnamon en Linux Mint 17.3
  • Gnome Shell en Antergos 16.02
  • MATE en una ISO diaria Ubuntu MATE 16.04

Insisto en que esta entrada no busca ser objetiva ni dar una visión amplia de cada entorno de escritorio. Tan solo quiero compartir algunas impresiones que me dejó el uso de cada uno de ellos.

(más…)

Todos los años son el año de Linux en el escritorio

Si hay una frase que se repite cuando hablamos de GNU/Linux es esa de “Linux en el escritorio”. Ya sea para argumentar que el año que toque sí es el definitivo, que nunca llegará ese año o como simple coña para reírse de tanto repetir la fracesita de marras. Un debate totalmente inútil y estéril en el que voy a dar mi extensa opinión solo porque me apetece, desde un punto de vista parcial de un usuario doméstico que solo usa GNU/Linux en sus dos equipos de casa. Casi nada.

(más…)

Un mapa hecho por todos y para todos

Desde hace unos años pienso que la batalla por el sistema operativo no es tan importante. Elegir usar software libre o privativo en nuestros equipos es una decisión personal que puede estar motivada simplemente por una necesidad (un programa no está en cierto sistema).

Lo que me parece verdaderamente crucial es cambiar la situación de centralismo de la web, esta situación en la que pocas empresas controlan una cantidad ingente de datos. Esto se puede aplicar a la mensajería instantánea y a las redes sociales, pero si hay un sector en el que esta necesidad me parece aún más acuciante es en el de los mapas.

(más…)

El excesivo amor por el terminal

Actualización (30/12).

Dado el revuelo que ha creado esta entrada, debido quizá a un título poco afortunado, me veo en la necesidad de añadir esta nota aclaratoria.

La entrada no es una crítica al terminal en sí. De hecho, en varias ocasiones queda patente mi opinión de que es una herramienta maravillosa, aunque yo no la use más que para lo preciso.

La crítica del artículo ve encaminada a dos puntos: la visión de que es imprescindible saber usar el terminal para manejar GNU/Linux, y los tutoriales que recomiendan comandos sin una explicación sobre los mismos.


Es un tema que me ha llamado la atención desde que empecé en estos mundillos libres: el gusto que muchos usuarios de GNU/Linux muestran por su línea de comandos. Particularmente, lo que he denunciado más de una vez es la costumbre de guiar al usuario novato con comandos del terminal (preferiblemente sin aclaraciones de qué hace cada comando) en lugar de indicar cómo realizar el proceso desde una interfaz gráfica.

(más…)

Ya nadie habla de «software libre»

Ahora todo el software es Open Source.

Debido a sus características sociales, a mi lector de noticias llegan artículos de blogs que no sigo, y en un conocido blog en español sobre software libre he visto el enésimo ejemplo del miedo que le tiene cualquier publicación a la palabra «libre».

Anunciaban que un programa había sido liberado, tras un tiempo siendo privativo, con la licencia GPL v2. Y lo tildaban de «Open Source».

(más…)

‘El pequeño libro rojo del activista en la red’, el internet de hoy

Portada del libroConocía la existencia de este libro prácticamente desde su lanzamiento. Sabía que contenía una pequeña guía para protegerse y, dado que tengo conocimientos más o menos avanzados sobre algunos temas, no me interesó. Sin embargo en una de mis redes vi que un contacto lo estaba leyendo y que le gustaba bastante, por lo que yo también me animé a darle una oportunidad.

El libro se compone de dos partes, una introducción y el manual propiamente dicho. El manual, como bien sabía, ofrece consejos que yo ya conocía de antemano (el uso de GPG, llamadas SIP cifradas) aunque había otros que no aplico (el cifrado del disco duro). En todos ellos se explican el porqué y las bases de cada tecnología con lo cual, aunque ya conociera algunas, profundicé un poco más en ellas.

(más…)

¿Gorrito de papel de plata o pecho descubierto?

Gente extremista la hay en todas partes, da igual en qué comunidad nos encontremos. La comunidad del software libre (si tal cosa existe) no podía ser menos, y más allá del rechazo que muestran algunos por usar Windows o las eternas guerras absurdas entre cualquier cosa (editores de texto, entornos de escritorio, bibliotecas de desarrollo…), hace poco me he topado con algo nuevo: el extremismo en la seguridad informática.

(más…)

Mi reencuentro con la distro madre, Debian

Cuando yo digo que me conozco es porque me conozco. Si hace un tiempo hablaba de la estabilidad en el ordenador y decía que en mi netbook tenía Xubuntu 14.04, el lanzamiento de Debian Jessie hizo que me picara el gusanillo del cambio, y el primer afectado ha sido mi pequeñajo. Otra entrada con experiencias informáticas no apta para no iniciados en GNU/Linux.

(más…)