Esos locos bajitos… y no tan bajitos

Hoy quisiera dejaros dos reflexiones breves desde un punto de vista docente, dos reflexiones bastante frecuentes en mí. Se refieren a los alumnos, nuestra materia prima, esos locos bajitos… y no tan bajitos.

Podría escribir muchísimo sobre ellas, pero creo que con estas pinceladas es más que suficiente. Qué le voy a hacer, a pesar de los altibajos, la profesión docente me parece muy bonita.

Leer más …

Profe, ¿eso se copia?

Un día cualquiera en un aula cualquiera en un instituto cualquiera. El profesor de Lengua, cargado de burocracia atrasada y con montañas de trabajos y exámenes por corregir, llega al aula todo lo motivado que puede llegar. Después del correspondiente saludo, de confesar que no ha corregido los exámenes, de pasar lista y de otras cuestiones previas, se dispone a empezar la clase.

Leer más …

La importancia de colaborar en educación

Tradicionalmente la escuela es un espacio tremendamente individualista. El profesor entra en clase, cierra la puerta de su aula, imparte su lección, cada alumno tiene que realizar su ejercicio y su examen y el profesor los corrige. Esto todavía es así en gran medida, pero poco a poco la colaboración se abre paso en la educación, una colaboración en diferentes frentes. El objetivo es lograr un aula abierta al mundo, a otras materias, y un ambiente más abierto también dentro del aula, donde cada alumno se sienta parte de algo más grande.

Esta entrada es una divagación idealista sin aplicación práctica que simplemente me apetecía escribir, quizá para visualizar el punto al que me gustaría que llegaran mis clases.

Leer más …

Por una educación tecnológicamente justa

Como ya sabéis de sobra quienes me leéis desde hace tiempo, soy defensor de las ideas del software libre e intento aplicarlas en la medida de lo posible. El software libre e ideas afines han cambiado mi forma de ver la realidad en muchos aspectos, y esta visión afecta también a la educación. Es por eso que, como profesor, veo ciertas prácticas que me hacen saltar las alarmas.

Veo la educación como un todo. No me sentiría satisfecho si enseño a mis alumnos a ser críticos con su entorno, a defenderse contra las manipulaciones de los medios de comunicación y la publicidad y a la vez les muestro cómo entregar todos sus datos digitales a una gran empresa, o cómo ato sus costumbres en la red a un solo producto. Hace tiempo escribí un artículo con Fanta de ElBinario sobre este mismo tema: esta entrada puede considerarse una continuación.

Leer más …

Eterno aprendiz

«Aprediz de todo, maestro de nada». Aprender sobre muchos temas, no especializarse en ninguno, conocer un poco de cada ámbito pero sin profundizar. «Quien mucho abarca, poco aprieta». No puedes ser bueno en nada si no seleccionas, si no restringes tu ámbito de actuación. Esto defienden muchos sectores.

Pero, ¿hasta qué punto es una buena idea la especialización? ¿Un estudiante en Filología Hispánica debe conocerlo todo sobre un autor, sobre una época de la literatura, y no conocer nada sobre lingüística? ¿Un estudiante de letras no puede curiosear sobre astronomía o física, por miedo a ser menos experto en sus ámbitos? Muchos piensan que esto es así, y es una idea que yo rechazo completamente. Es más, me parece una idea peligrosa.

Leer más …

Ideas sobre la docencia en Secundaria

El Máster en Profesorado que acaba me ha servido para mucho: he confirmado mi vocación por la docencia, he confirmado muchas ideas previas en el aula y he concretado ideas abstractas. Tras el estudio y la práctica directa (aunque breve), tengo ideas muy claras sobre la profesión, ideas que se refinarán o cambiarán cuando me vea en la situación de afrontar un curso entero. Algunas de ellas son las siguientes:

Leer más …