Fotografías

Tengo catorce años de mi vida almacenados en forma de fotos digitales. Eso supone la mitad de mi existencia y, aun así, me gustaría tener más. De hecho, voy a procurar tener más, escaneando fotos antiguas. No tendrán datos EXIF ni florituras, pero podré acceder a esos recuerdos desde mis aparatos electrónicos, que después de todo son lo que más utilizo.

En ese sentido me dan envidia quienes han nacido en estos tiempos, rodeados de cámaras. Con un uso responsable de los mismos podemos tener registro de toda nuestra vida para volver cuando queramos. En este 2018 me he propuesto recuperar mi vieja costumbre de fotografiar más a menudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *