Bandeja de entrada

Recuerdo muy bien mis tiempos del MSN Messenger. Por aquel entonces el correo electrónico era ese ente extraño en el que se recibían mensajes en cadena con muchísimas direcciones de correo (todas visibles) con un archivo de PowerPoint adjunto lleno de frases motivadoras o reflexivas. Lo más habitual era tener como mil mensajes sin leer.

Continuar leyendo “Bandeja de entrada”