El creador de Mastodon cava la tumba de su propia red

Actualización: He vuelto a crear una cuenta en Mastodon, pero no en el nodo de este personaje. Creo que, si perdono los pecados de Twitter, debo perdonarle los de Mastodon, que son menos y no tan graves. Podéis encontrarme ahora como aperalsf en Quey.


He borrado mi cuenta en Mastodon y en cualquier otra red social libre. Otra vez. Y esta vez ha sido por la influencia del creador. En esta entrada os explico detalladamente todo lo que me ha llevado a tomar esta decisión.

Qué es Mastodon

Mastodon era un soplo de aire fresco. El enésimo intento de red descentralizada para sustituir Twitter después de StatusNet y GNUSocial. Pero esta está basado en ActivityPub, este iba a funcionar porque federa con otras redes que forman el fediverso. Esto no se había visto nunca de un modo tan claro: hasta ahora, las redes descentralizadas solo se comunicaban con nodos de su misma tecnología.

Además, estamos en un momento en el que Twitter y Facebook censuran cuentas, páginas y grupos por cuestiones ideológicas, limitando así la libertad de expresión de sus usuarios. Ante esto, Mastodon promete que si no te gustan las reglas de un nodo te vas a otro. Hay mil formas de usar el software, incluso puedes montarte tú uno. El software recibió cierto bombo, llegando incluso a la prensa.

Mi breve historia con Mastodon

Tanta ilusión había observado en torno a esta red que me decidí a crear una cuenta, volviendo así a las redes libres después de bastante tiempo. Conseguí hacerme una línea de tiempo bastante sana, alejada del extremismo hacia el software libre que había visto en otros intentos anteriores. Incluso me hice una cuenta en PixelFed y enlacé el blog con el fediverso a través de un plugin.

No enlazo nada porque todo lo he borrado. ¿Y por qué? Porque todo eso cambió.

Cambió cuando me di cuenta de que el creador de la tecnología, Eugen, es imbécil.

Así, sin más. Directamente y sin vaselina.

No habría problema de esta imbecilidad si el creador de la tecnología se mantuviera como líder de la misma y ya está. Pero no: Eugen va mucho más allá, y deja permear su ideología en su proyecto.

Llamadme raro, pero a mí me resulta difícil usar una tecnología descentralizada con pretensiones de ser más respetuosa con la libertad de expresión cuando su creador permea sus ideas y es intransigente con lo que no se alinea a ella.

Twitter y Facebook censuran y cierran cuentas, sí, pero ellos van de frente: se deben a sus anunciantes y a sus accionistas. Es lo bueno o lo malo del perverso capitalismo: va de frente. La hipocresía de creerse un proyecto liberador y a promocionar solo aquello que le interesa me puede.

Traigo dos buenos argumentos para afirmar que Eugen es imbécil.

Primer problema

El primero vino en mayo de este año. Resulta que Mastodon como proyecto ha lanzado un recomendador de servidores y, como tal, se circunscribe a los ideales del proyecto, como bien se especifica en la nota que lo da a conocer.

A continuación paso primero a copiar la parte que me interesa y a continuación ofrezco una traducción libre. Las negritas vienen del texto original.

By highlighting those communities that are high quality and best align with our values, we hope to foster a friendly and better moderated online space. Any server that we link to from joinmastodon.org commits to actively moderating against racism, sexism, homophobia and transphobia.

(Seleccionando aquellas comunidades de alta calidad y mejor alineadas con nuestros valores, esperamos fomentar un espacio amigable y mejor moderado. Cualquier servidor enlazado en joinmastodon.org se compromete a moderar activamente contra el racismo, sexismo, homofobia y transfobia.)

¿Quién en su sano juicio podría estar en contra de esto? Nadie. Y ese es precisamente con lo que juegan quienes defienden estas ideologías: que estos términos tan grandilocuentes suelen ir dirigidos en un único sentido.

Cuando algunos usuarios (concretamente Bou, muy activo en estos temas) le preguntaron si se consideraba como sexismo también el desprecio hacia los hombres y racismo el desprecio a los blancos, le respondieron que no, que sacara la cabeza del culo (sic).

Ya cuando leí esto empecé a mosquearme con el tema. La tecnología es maravillosa, sí, y uno puede no estar de acuerdo con estos ideales y seguir usándola. Lo mismo pasa con el software libre: tenemos a la FSF y a GNU defendiendo sus ideales y luego tenemos proyectos como Ubuntu que no dudan en proponerte instalar software no libre en pos de facilitarte la vida. Todo correcto.

Segundo problema

El problema, para mí, más grave es cuando también intentan imponerte una forma de usar dicha tecnología.

Hace unos días a muchos usuarios de la instancia de Mastodon gestionada por tal personaje, Mastodon.social, en la que yo tenía mi cuenta, nos llega el siguiente correo:

A continuación ofrezco una traducción libre. Las negritas son mías.

Recibes este mensaje porque tienes un puente con Twitter para copiar tus tuits a tu cuenta de Mastodon. Por favor, considera el impacto que esto tiene en nuestra comunidad. Al contrario que Twitter, Mastodon está más orientado a la comunidad, con características como la línea de tiempo local que te permite navegar entre todos los mensajes públicos de los miembros del servidor. Ahí es donde llegan tus tuits. Tienen texto confuso, mencionan personas que no están auqí, y traen temas y conversaciones que son irrelevantes para Mastodon. Considera también cuando otros usuarios de Mastodon contestan a esos mensajes, sin conocer que es un proceso automatizado y nadie vigila las notificaciones.

Muchos han elegido usar un puente con la intención de tener una transición más suave hacia Mastodon. Sin embargo, publicar de Twitter a Mastodon contradice ese propósito, dado que no usas ni te acostumbras a Mastodon, y tus amigos no tienen un incentivo para cambiar solo para tener tu contenido republicado de segunda mano.

Considera desactivar el servicio puente, o usarlo en el otro sentido: estar en Mastodon y publicar hacia Twitter. Eso sería mejor para todos. Gracias por tu tiempo.

Efectivamente, yo era uno de los que usaba un servicio para publicar automáticamente mensajes de Twitter a Mastodon. La razón es simple: no me da la vida para gestionar separadamente dos redes sociales de propósito tan parecido (hay épocas en las que ni siquiera me da para mantener una). De hecho, para mí fue una alegría encontrar este servicio puente, puesto que me recordó a mis tiempos de mayor actividad en StatusNet, tecnología que ofrecía soporte para esto de forma nativa.

En ningún sitio de la política del servidor viene ninguna mención a este respecto en el momento de escribir estas líneas.

Vamos a desgranar esto punto por punto según mi caso, pero estoy seguro que coincidirá con muchos otros. Lo ordeno de menor a mayor gravedad segúun mi criterio.

  • Texto confuso. Falso. Parte de la base de que sus usuarios son tontos. Quien entra en Mastodon sabe más o menos qué es eso, ¿de verdad piensa que alguien se puede confundir porque se publique un mensaje desde Twitter?
  • No usas ni te acostumbras a Mastodon. Falso. Yo usaba Pinafore.social, un cliente web diferente al que trae por defecto. Yo creo que eso ya requiere cierto conocimiento de la tecnología, ¿no?
  • Es un proceso automatizado y nadie vigila las notificaciones. Falso. Entro tanto como en Twitter para ver si hay interacción y responder allí también. Estoy seguro de que la mayoría de usuarios con el puente hace lo mismo.
  • No tienen un inventivo para cambiar solo para tener tu contenido republicado de segunda mano. Contenido republicado de segunda mano. Sin comentarios.
  • Temas y conversaciones que son irrelevantes para Mastodon. Esto me mató. Yo hablo de educación, cultura y tecnología, ¿eso es irrelevante para Mastodon? Porque, precisamente, son esos temas los que trataría también si publicara solo en Mastodon. Y tan irrelevante no creo que les resultara a los miembros de la comunidad cuando recibía interacciones.

Esto afecta solo a Mastodon.social, evidentemente. Hay mil instancias más de Mastodon con políticas muy diferentes. El problema principal para mí en este caso es que esta es la ideología del creador, esta es la forma en la que él quiere que se use su tecnología.

Conclusiones

Es la primera vez que veo de una forma tan clara que un creador permee tantísimo sus ideales en la promoción de su proyecto y en la forma en que quiere que sus usuarios lo usen. Podría, perfectamente, buscar otra instancia y seguir con mi vida mastodóntica sin mayores problemas. Pero es que no me da la gana.

Esta vez no ha sido la comunidad en torno a la tecnología la que me ha causado el rechazo. Ha sido el creador, que es un «más difícil todavía». Y es una lástima, insisto, porque esta vez estaba a gusto en una red social libre.

Hace un tiempo me daba reparos escribir en estos términos de una tecnología descentralizada basada en software libre porque creía (y creo) que normalmente se crean mirando por el bien común. Creo que esta es la excepción, así que en esta ocasión no me da ninguna vergüenza señalar todo esto.

Han pagado mi cabreo los pocos que me seguían en Mastodon y los pocos que me seguían en PixelFed (que prácticamente era un espejo de mi cuenta de Instagram, y también estaba recibiendo cierta interacción). Si alguien me lee, lo siento mucho, pero de esta forma no puedo.

Como me conozco, quizá dentro de un tiempo me una a otra tecnología que basada en ActivityPub (que sí es neutral a nivel ideológico) que dé el pelotazo y con la que me pueda sentir a gusto. Pero de momento no.

Compartir

4 opiniones en “El creador de Mastodon cava la tumba de su propia red”

  1. Hola Adrián. Yo era uno de los que te seguía en Mastodon. Comparto tu enfado y también he cerrado mi cuenta de Mastodon. De todos modos interactuaba muy poco por allí, pero como tu dices, el creador era demasiado radical con sus ideales. Si encuentras alguna red mas neutral avísanos para probarla. Un saludo y te sigo por Twitter ;)

  2. ¡Hola, Adrián!
    Como sabes, yo también te seguía jaja y sabía lo primero pero no lo segundo. Pero me da igual, la verdad, si tiene un problema con mi cuenta que me la cierre él, yo seguiré publicando mis notas, que me parece que la estoy usando de forma ética (no me meto con nadie ni publico cosas raras); de igual manera, lo que no me gusta a mí yo también lo bloqueo.
    Quitando todo esto, espero que estés muy bien allá donde estés y espero seguir leyéndote de vez en cuando 😉
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.