Siete horas y media

Yo ya no soy el mismo.

No soy el estudiante que se ponía a trabajar a las cuatro de la tarde y a las nueve se quitaba sí o sí y conseguía tenerlo todo hecho.

Mi concentración no es la misma. Mis circunstancias no son las mismas. Las exigencias no son las mismas.

Ahora soy un trabajador adulto que tiene que llevar adelante trabajo y casa.

Por eso he decidido dar un cambio a mi día a día.

Continuar leyendo “Siete horas y media”