Zapatos

Tengo que cambiar de zapatos cada año. Me destrozan los pies pasados ese tiempo. Especialmente los que compré el año pasado: me hicieron unas durezas monumentales. Este año me he hecho con un par, unos zapatos y unas botas, que a priori parecen muy pero que muy cómodos. Veremos cómo se portan a lo largo del tiempo. Si me duran un par de años ya habrán cumplido su cometido más que de sobra.