Fuera notificaciones

Mira durante un momento tu teléfono móvil. ¿Cuántas notificaciones tienes? Si llevas un rato sin consultarlo, posiblemente tengas multitud de mensajes del programa de mensajería de turno, correos, interacciones en redes sociales y quién sabe cuántas más.

Ahora párate a pensar durante un momento: ¿cuántas de esas notificaciones requieren tu atención inmediata? ¿Cuántas merecen siquiera el gasto de recursos de tu teléfono que supone tener la aplicación siempre activa en segundo plano?

(más…)

Independencia en el blog

No me gusta depender de servicios de terceros. Me parece que tener demasiadas referencias a otros lugares es perjudicial para un blog, porque en cualquier momento ese sitio puede desaparecer y dejar un contenido cojo. Este es el principal motivo por el que no introduzco vídeos en mis entradas: ya me ha pasado en otras ocasiones que al tiempo desaparecen y la publicación se queda, casi literalmente, vacía. Sin embargo, esta estricta regla de los vídeos no la he aplicado a las «tripas» del blog.

(más…)

¿Comprarme un aparato de Apple? Poco probable

Hay quien me dice que tarde o temprano acabaré usando productos de Apple, que ahora mismo tengo el tiempo suficiente para trastear con mi ordenador y con mi móvil pero que tarde o temprano eso acabará y otras razones por el estilo. Yo me mantengo en mis trece y pienso que no usaré nada de Apple al menos en el corto-medio plazo.

Nótese que el título digo «poco probable» y no «imposible». Y es por lo que digo siempre: me conozco demasiado bien y sé que en algún momento mis necesidades, prioridades o ideas pueden cambiar. Que hace cinco años escribiera unas entradas parecidas a esta y aún no haya cambiado ratifican mi pensamiento inicial, pero no quiero que mis palabras se vuelvan contra mí si algún día cambio de opinión.

(más…)

Sentimientos encontrados con los servicios de contenido online

Lo admito: tengo el corazón dividido. A pesar de comulgar con las ideas del software libre, los servicios de contenido online me llaman demasiado la atención. ¿El problema de estos servicios «legales»? Que todos requieren software privativo y algunos tienen una política de privacidad más bien dudosa.

En esta entrada, de unas dos mil palabras, analizo algunos de estos servicios y expongo un dilema personal sobre su uso. No pretendo excusarme dada mi afinidad al software libre ni convencer a nadie de usarlos o no, tan solo exponer en alto un problema real en lo tecnológico.

(más…)

¿Gorrito de papel de plata o pecho descubierto?

Gente extremista la hay en todas partes, da igual en qué comunidad nos encontremos. La comunidad del software libre (si tal cosa existe) no podía ser menos, y más allá del rechazo que muestran algunos por usar Windows o las eternas guerras absurdas entre cualquier cosa (editores de texto, entornos de escritorio, bibliotecas de desarrollo…), hace poco me he topado con algo nuevo: el extremismo en la seguridad informática.

(más…)

¿Libro de productividad o libro de autoayuda?

En esta entrada pongo a parir un libro y su género. Con ensañamiento. No iba a poner nombres, pero qué demonios.

El lector perdonará, eso sí, que no deje enlaces ni al sitio web del autor, ni a la ficha del libro, ni siquiera una imagen de la portada del mismo. No voy a regalarle visitas: aún me queda algo de dignidad.

(más…)

La importancia del contexto

El contexto lo es todo (o casi todo) en muchísimas situaciones. El contexto en que nos encontremos determina nuestra forma de hablar, de vestir, de movernos, de relacionarnos e incluso nuestra forma de actuar. Una misma acción puede tener un efecto u otro según el contexto donde se lleve a cabo, incluso hay sustancias que tienen un efecto u otro según el contexto donde se consuman.

Se podrían escribir (y de hecho, se escriben) muchas páginas para ampliar esta idea que yo he resumido en cuatro líneas, pero no me quiero poner espléndido. Tan solo quiero dejar aquí una pequeña reflexión a raíz de este tema.

(más…)

No entiendo el fenómeno fan

Las manifestaciones del fenómeno fan son de lo más variado. Pueden ir desde gestos muy sencillos hasta actuaciones que demuestran verdadera devoción por un artista. De eso habla esta entrada cuyo título realmente no es del todo correcto: puedo entender que una persona tenga devoción por un artista pero yo (me atrevería a decir) nunca llegaría a muchas de estas manifestaciones.

(más…)