Deberíamos estudiar más literatura comparada

Una vez, en la facultad, mi profesor de literatura hispanoamericana dijo que quienes estudiamos literatura española tenemos un gran problema, y es que leemos y consideramos nuestra literatura sin compararla con las de otros lugares, casi ni siquiera con quienes compartimos lengua.

Y es cierto. Lo vi como alumno y lo veo como profesor.

Continuar leyendo “Deberíamos estudiar más literatura comparada”

Pensamientos sobre los libros de texto

Ah, el libro de texto. Ese compañero de aventuras para unos, ese enemigo a abatir para otros. Muchos ríos de tinta se ha escrito y se seguirá escribiendo sobre este tema y, por qué no, yo también voy a escribir mi pequeño afluente. Son pensamientos algo dispersos, no busco una conclusión clara sino simplemente ponerlos por escrito y leer posibles comentarios.

Continuar leyendo “Pensamientos sobre los libros de texto”

Saber escribir y saber escribir bien

Un profesor en la universidad dijo una vez que sus alumnos éramos cultos simplemente por el hecho de saber escribir. No pude más que estar de acuerdo con sus palabras: este hecho, este simple hecho, ha supuesto un avance brutal de nuestra sociedad. Ahora todo el mundo escribe y lee, por todas partes y a todas horas: basta con ver la aceptación que tienen la mensajería instantánea móvil y las redes sociales.

Continuar leyendo “Saber escribir y saber escribir bien”

Escritoras invisibles en el currículum educativo

Las mujeres que aparecen (si aparecen) en la historia de la literatura, según el currículum oficial y si hacemos caso a los tradicionales libros de texto, prácticamente se reducen a cuatro: Santa Teresa de Jesús, Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán y Carmen Laforet. Si alguien conoce algún libro donde se mencione a otra, estaré encantado de negar mis palabras.

Continuar leyendo “Escritoras invisibles en el currículum educativo”

Esos locos bajitos… y no tan bajitos

Hoy quisiera dejaros dos reflexiones breves desde un punto de vista docente, dos reflexiones bastante frecuentes en mí. Se refieren a los alumnos, nuestra materia prima, esos locos bajitos… y no tan bajitos.

Podría escribir muchísimo sobre ellas, pero creo que con estas pinceladas es más que suficiente. Qué le voy a hacer, a pesar de los altibajos, la profesión docente me parece muy bonita.

Continuar leyendo “Esos locos bajitos… y no tan bajitos”

La brecha cultural entre docentes y alumnos

Hace poco muchos de los alumnos del instituto donde trabajo decían que estaban «burlaos» o hacían alusión a «los burlaos». No pregunté a mis compañeros más veteranos, pero estoy seguro que más de uno, si los alumnos mencionaron esto delante de ellos, no entendieron la referencia.

Continuar leyendo “La brecha cultural entre docentes y alumnos”

Profe, ¿eso se copia?

Un día cualquiera en un aula cualquiera en un instituto cualquiera. El profesor de Lengua, cargado de burocracia atrasada y con montañas de trabajos y exámenes por corregir, llega al aula todo lo motivado que puede llegar. Después del correspondiente saludo, de confesar que no ha corregido los exámenes, de pasar lista y de otras cuestiones previas, se dispone a empezar la clase.

Continuar leyendo “Profe, ¿eso se copia?”

La importancia de colaborar en educación

Tradicionalmente la escuela es un espacio tremendamente individualista. El profesor entra en clase, cierra la puerta de su aula, imparte su lección, cada alumno tiene que realizar su ejercicio y su examen y el profesor los corrige. Esto todavía es así en gran medida, pero poco a poco la colaboración se abre paso en la educación, una colaboración en diferentes frentes. El objetivo es lograr un aula abierta al mundo, a otras materias, y un ambiente más abierto también dentro del aula, donde cada alumno se sienta parte de algo más grande.

Esta entrada es una divagación idealista sin aplicación práctica que simplemente me apetecía escribir, quizá para visualizar el punto al que me gustaría que llegaran mis clases.

Continuar leyendo “La importancia de colaborar en educación”

Por una educación tecnológicamente justa

Como ya sabéis de sobra quienes me leéis desde hace tiempo, soy defensor de las ideas del software libre e intento aplicarlas en la medida de lo posible. El software libre e ideas afines han cambiado mi forma de ver la realidad en muchos aspectos, y esta visión afecta también a la educación. Es por eso que, como profesor, veo ciertas prácticas que me hacen saltar las alarmas.

Veo la educación como un todo. No me sentiría satisfecho si enseño a mis alumnos a ser críticos con su entorno, a defenderse contra las manipulaciones de los medios de comunicación y la publicidad y a la vez les muestro cómo entregar todos sus datos digitales a una gran empresa, o cómo ato sus costumbres en la red a un solo producto. Hace tiempo escribí un artículo con Fanta de ElBinario sobre este mismo tema: esta entrada puede considerarse una continuación.

Continuar leyendo “Por una educación tecnológicamente justa”