2019 es un número muy feo

Antes que nada, feliz año nuevo a todos. Espero que hayáis tenido unas felices fiestas, una muy buena entrada de año y que 2019 sea un buen año.

¿Cómo puede ser que vaya a publicar una entrada con el repaso de fin de año y los propósitos para el año nuevo el día 10 de enero? Con lo que yo he sido…

Llevo muchos días queriendo ponerme a escribir esta entrada, pero la vida sigue y no me ha sido posible. Más vale tarde que nunca, o eso dicen.

Como el año pasado, voy a hacer balance de mi vida personal, mi vida profesional y mi vida frente a las pantallas, así tendré y tendréis una visión global de qué ha sido mi vida durante este año que ha pasado.

Vida personal

Hasta marzo mi pareja y yo pasamos por momentos personales duros, pero después la cosa mejoró bastante y pudimos disfrutar de algunos meses de tranquilidad. Viajamos a Polonia y Austria con unos amigos, y a Londres a final de año. Sufrí muchísimo estrés en verano por la incertidumbre, a finales de agosto, de qué sería de mi vida en septiembre. Por suerte, nuestra vida de septiembre en adelante ha sido bastante tranquila, y espero que 2019 siga la misma tónica. 2018 también ha sido el año en el que ha tenido lugar uno de los días más felices de mi vida.

Vida profesional

Ya hice balance del curso 17-18, poco puedo añadir al respecto. Finalmente el curso 18-19 lo paso en el mismo centro que el curso anterior, lo cual me da mucha tranquilidad y libertad. Los grupos de este año son primeros y segundos de ESO, lo cual supone marcha para el cuerpo, pero es lo que yo pedí y lo que me viene bien este año, después de cuatro cursos de correcciones duras y machaque teórico para mejorar. Algunos grupos son durillos, pero estoy haciendo lo posible por mantener un buen nivel y mejorar la parte humana, como ya dije en el balance del curso anterior.

Vida frente a las pantallas

2018 ha sido un año de cacharreo. He tocado mucho MacOS e iOS y he descubierto Instagram (ya lo conocía, pero no sabía el alcance que podía tener). Los podcast han tenido un papel fundamental, puesto que he grabado bastante y he mejorado mi equipo de grabación. Mucha regularidad en el blog y bastante curro en general, lo cual me llena mucho a nivel personal. También he visto mucho cine y algunas series, aunque las series las he dejado bastante de lado.

Repaso de los propósitos para 2018

Recuerdo, cuando tenía unos años menos, que me ponía delante de estos propósitos y los había cumplido casi todos. Tras preguntarme por qué ya esto no es así, di con una respuesta muy simple: la adultez. Preparar las clases, corregir, llevar una casa hacia adelante y estar tiempo con la novia resta mucho tiempo para todo lo demás, claro que ese tiempo es el que, al final, te da las mayores satisfacciones.

Dicho lo cual, mis propósitos para el nuevo año quedan del siguiente modo:

  • Perder peso. En enero me voy a apuntar a un gimnasio. No voy a prometer el oro y el moro porque me conozco, pero sí me propongo ir y mantener cierta regularidad, siempre dependiendo de lo que me deje mi trabajo.

En la primera mitad del año no hice absolutamente nada respecto a esto, pero en verano me apunté a una dietista y ya he perdido algunos kilos. Nada exigente, nada del otro jueves, pero algún kilo he perdido. Lo doy por en proceso ya que aún tengo mucho peso por perder, y este año sí me voy a apuntar a un gimnasio.

  • Conseguir algún título de idiomas. También en enero me quiero apuntar a una academia de inglés para conseguir un B1, e incluso me gustaría ir por un B2, aunque no sé si eso es ya demasiado para un año.

Me apunté a la academia, pero por circunstancias lo tuve que dejar aparcado. Lo considero en proceso, porque en enero quiero retomarlo en serio.

  • Leer más. Ahora que estoy con los audiolibros no pienso perder la costumbre.

He leído bastante, sobre todo haciendo uso del formato audio. Libros he leído 15, artículos… muchísimos. Lo doy por conseguido, aunque siempre quiero lograr más.

  • Iniciarme en la edición de vídeo. Tengo una idea que me ronda desde hace medio año y quiero ponerla en práctica.

Fracaso total. No he hecho absolutamente nada al respecto.

  • Mantener la periodicidad del blog. Lo escribo solo para revisarlo, porque estoy convencido de que lo haré: he encontrado una forma de trabajar en el blog ideal para mis circunstancias.

Conseguido, al menos hasta mediados de noviembre, lo cual está realmente bien.

Estos eran mis propósitos generales, y tenía algunos más específicos…

  • Escribir más ficción. Este año he escrito dos relatos, en 2018 quiero escribir como mínimo tres.
  • Seguir con el esperanto. Tengo el curso de Duolingo que, aunque no es perfecto, me permite aprender y repasar palabras.
  • Seguir con la guitarra. A ver si aprendo a tocar alguna canción entera, al menos.

…los cuales han sido un fracaso absoluto. Ni ficción, ni esperanto, ni guitarra.

Muchos propósitos en proceso o directamente incumplidos. Lo dicho: la vida se interpone a veces y el tiempo no da para todo. No tengo intención de flagelarme por ello porque he hecho lo que me fue posible en cada momento.

Propósitos para 2019

Ya solo me queda encarar este año con ánimos y esperanzas. Dado que el año pasado ha habido tanto fracaso, esta vez no voy a marcarme tantos objetivos.

  • Perder peso. Esta vez sí tengo que ir al gimnasio y, por supuesto, seguir con la dieta.
  • Conseguir un título de idiomas. Es una espina que lleva clavada demasiado tiempo, y ya que empecé con la academia, tengo que seguir.
  • Leer lo mismo o más. El objetivo mínimo es alcanzar 15 libros.
  • Producir contenido para la web con regularidad. Da igual que sea audio, vídeo o texto, pero quiero que cada semana haya algo.

Me gustaría meterme en el vídeo, como dije el año pasado, pero es un mundo que requiere mucho tiempo así que mejor amplío este propósito general.

Vamos allá, 2019

Los propósitos vuelven a ser prácticamente los mismos, pero no me veo en disposición de plantearme muchos más ni ser exigente conmigo mismo. Mi vida dio un giro muy grande desde que empecé a trabajar, así que, si llego al final de 2019 con la sensación de que el año ha ido lo mejor posible, estaré más que satisfecho.

Espero que a nivel personal sea un año más tranquilo que 2018 en algunos aspectos, que siga evolucionando a nivel profesional y seguir haciendo contenido para la red, que es algo que me llena muchísimo.

Seguimos al otro lado de la pantalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.