Cinco películas de Disney (I)

Hace un tiempo, mi pareja me propuso que viéramos la lista de clásicos Disney desde el primero hasta el último, y yo acepté. Evidentemente, no los vemos todos por seguido sino que descansamos (algunos son realmente duros…).

Hace años escribí unas líneas bastante bochornosas sobre algunas de estas películas, así que esto me sirve como cuaderno de visionado, redención por aquello que escribí y quizá os anime a ver alguna de estas películas.

Como los clásicos son muchísimos, los clasifico de cinco en cinco para no escribir entradas demasiado a menudo sobre este tema. Como siempre, solo serán unas breves impresiones por cada película, no pretendo hacer una crítica pormenorizada.

Blancanieves y los siete enanitos

Esta película me ha sorprendido muy gratamente. Buena parte de la responsabilidad de que mi impresión sobre ella haya cambiado la tiene mi novia, que me ha indicado detalles que yo no conocía.

Seamos justos. La película es lo que es: una historia ñoña (es de los años 30 del siglo pasado…) donde la mujer sirve para limpiar y enamorarse. Esta película hay que valorarla por el resto de sus virtudes, que las tiene: un dibujo precioso, una animación que no ha envejecido mal (ver esta película con buena calidad es un gustazo) y canciones bonitas (siempre que hablemos del doblaje del 61, absténganse de cualquier otro).

Los personajes, por su parte, tienen buena dinámica y la reina malvada es una auténtica loca. Puedo destacar el momento en que la reina se convierte en anciana, que es cuando empieza a reír puesto que nunca lo hacía, y cuya transformación me sigue pareciendo prodigiosa.

Pinocho

Esta película es dura. La tenía bastante reciente cuando empezamos a verla, y lo cierto es que mi opinión sobre la misma no ha mejorado mucho.

Pinocho me parece un niño inconsciente, no hace caso ni a su padre ni a su conciencia, y se comporta de un modo para nada modélico: se ve a los niños fumando puros o jugando al billar. Evidentemente la película busca ser un modelo negativo para los niños. Hay escenas incluso traumáticas, como cuando se transforman en burro, lo cual se une a la tradición grotesca de los cuentos de hadas.

Sin embargo, hay algo que sí me ha gustado bastante: los villanos (el honrado Juan y el dueño del circo son personajes curiosos), y sobre todo el doblaje, de los pocos que se han hecho en Argentina. Pepito Grillo ha salido en películas posteriores y para mí no tiene su voz, que es la que tenía en esta película.

Fantasía

Una película que me ha sorprendido muy gratamente y cuya mera existencia ya me sorprende: ¿cómo se atrevieron a hacer una película que básicamente consiste en poner imagen a melodías clásicas? Es un concierto animado. Esto es algo inconcebible en el Hollywood de hoy en día.

La historia que más se recuerda es El aprendiz del mago, donde aparece Yen Sid, maestro de Mickey, un personaje que también ha aparecido en otros medios como en Kingdom Hearts.

Es una experiencia por la que vale la pena pasar, puesto que las obras clásicas seleccionadas son de una calidad indudable, y nadie negará la calidad de Disney con la animación y el dibujo. Eso sí, es una película con la que hay que ponerse sabiendo lo que se va a encontrar, puesto que lo más importante es la música.

Dumbo

Esta película siempre me causó mucha ternura, y aún lo hace a día de hoy. La animación no es tan buena como en películas anteriores, pero escenas como la burla cuando le salen las orejas, la explotación en el circo y, sobre todo, el reencuentro con la madre, hacen que esta película llegue al corazón.

También tiene canciones pegadizas, como la de los cuervos, y tiene el dudoso honor de poseer una de las escenas más perturbadoras de la animación, y es cuando beben alcohol y empiezan a ver elefantes rosa tocando la trompeta. Siempre me preguntaré qué se habrían fumado los animadores para representar eso.

Bambi

Esta película nos traumatizó a todos cuando éramos niños cuando muere la madre.

Es una película bastante curiosa y bonita de ver, porque más que contar una historia sobre unos personajes más o menos desarrollados se centra más bien en el proceso de la naturaleza, en ver cómo nacen y crecen los animales del bosque. Visto de ese modo es una película muy agradable de ver.

Cerrando

De estas cinco películas, sin duda la mejor es Blancanieves y los siete enanitos. Luego irían Dumbo, Fantasía, Bambi y Pinocho.

Es una experiencia curiosa ver estas películas, con una persona que sabe mucho de Disney, y redescubrirlas cuando uno ya es adulto. Poco a poco iremos viendo más, y cuando tenga otras cinco os lo contaré por aquí.

Imagen: PXhere, CC0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.