El desprecio a los símbolos nacionales

No me considero nada patriota. Nacer en un sitio o en otro me parece una circunstancia arbitraria, pero es imposible no tenerle cariño al sitio donde uno ha crecido. Y aunque yo no manifieste orgullo ni cariños por los símbolos nacionales, me parece que quien sí lo hace merece todo el respeto sin ser tachados de absolutamente nada.

Mientras que en otros países lucen su bandera sin ningún tipo de pudor, incluso los mismos españoles llevamos (llevan) banderas de otros países, la nuestra nos da vergüenza. A quien muestra con orgullo su bandera se le tacha de facha casi automáticamente. Puede tener sentido debido a que, en nuestra historia reciente, quien mostraba orgullo por una bandera eran los franquistas. Pero de aquello hace ya más de 40 años, ¿no va siendo hora de recuperarle el respeto?

En muchas manifestaciones la bandera que lucen algunos es aquella que se usó durante la Segunda República, como símbolo de respeto o cariño a un tiempo pasado que ya no es. Idealizándolo, como si en aquellos años no se hubieran cometido errores.

Un hombre quita la bandera española de su balcón y dice: "Bueno, se acabó el fútbol. Es hora de ir quitando la bandera, a ver si alguien va a pensar que soy un facha".

Por su parte, el himno es, principalmente, motivo de cachondeo. Es más, Marta Sánchez sacó una versión propia con letra y las reacciones no fueron otras que crítica y burla. Todos conocemos aquello de «Franco, Franco, que tiene el culo blanco…». El himno incluso es pitado por ciertos colectivos: baste con ver algunos partidos de fútbol. Es increíble cómo unas pocas notas causan tanto odio en tanta gente.

Jaima Altozano ha hablado del himno y ha defendido el derecho que tenemos a modificarlo a nuestro gusto, a hacerlo nuestro. Os recomiendo muchísimo que le echéis un ojo.

¿Por qué es esto así? ¿Por qué nos dan vergüenza nuestros símbolos? Esto es señal de que nos da vergüenza nuestro país. Hay mucho que mejorar, desde luego, pero también mucho bueno. La historia es la que es: basta con conocerla para no volver a repetirla. España no se merece ese desprecio de los mismos españoles.

Somos españoles, nos guste o no. Querer y mostrar nuestros símbolos no debería ser motivo de vergüenza, sino al revés.

Imágenes. Destacada: PXHere, CC0. Viñeta: Desconocido, encontrada en La doble moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.