‘Harry Potter’ (III): Lo que hace grande la saga

En la entrada anterior sobre los libros principales os dije que quedaba mucha tela que cortar, y en esta entrada vamos a ellos. Os voy a hablar la prosa de Rowling, del mundo mágico y de los personajes, además de enlazaros un par de vídeos que destapan también la parte menos lograda de la saga.

La prosa de Rowling

Como ya hemos visto, los libros van ganando en extensión y complejidad; sin embargo, la prosa de Rowling se mantiene en un mismo estilo desde la primera obra.

La razón de que los libros sean cada vez más grandes es que la autora maneja cada vez más elementos, y su estilo es dejar que todo se desarrolle según el tiempo que estima necesario. Describe con detalle, no se apresura. Aunque no se detiene en escenas sin peso para la trama, no tiene problema en hacer avanzar la trama poco a poco. Esto es algo que se aprecia ya desde la primera novela, puesto que ya desde el primer capítulo va creando la atmósfera adecuada para introducir elementos mágicos en un mundo totalmente normal para el lector.

Sin embargo, que Rowling se tome su tiempo no quiere decir que la obra resulte pesada o lenta, a excepción en mi caso de ciertas escenas en el séptimo libro. Encuentra un equilibro muy acertado entre descripción y acción, a lo que también ayuda que el narrador solo conoce los pensamientos de Harry, pero nada más.

El mundo mágico

Si algo ha hecho grande a esta saga es el mundo que se ha inventado Rowling. De hecho, por lo que estoy viendo el mundo del niño mago se reconoce como Wizarding World más que con el nombre de Harry Potter, algo que es lógico dado todo el material extra que está lanzando.

Y es que está todo muy bien pensado, tan bien pensado que me lleva a plantearme si Rowling lo tendría todo tan bien atado desde el principio o si ha encontrado el modo de atarlo conforme iba escribiendo. En una relectura de la saga no es raro encontrarse con un personaje o un elemento que luego aparecerá varios libros después, o que apareció varios antes.

Es un mundo muy detallado. Tiene su propio gobierno, sus propias leyes, instituciones sanitarias, su colegio, su flora y fauna, e incluso su deporte, el .quidditch. Rowling lo maneja todo con tal soltura que es normal que haya tantísimos fans de la saga.

Si a esto le sumamos que se usan palabras latinas, que aparecen personajes de mitologías varias y tantísimos detalles basado en la cultura y el mundo real, puede verse a Harry Potter como una lectura juvenil muy buena para introducir a los adolescentes a otras lecturas.

Los personajes

No hay una buena obra sin buenos personajes, y este es otro aspecto en el que Rowling acierta de pleno. En el mundo mágico hay muchos y muy variados personajes, muy relacionados todos entre sí según pasan los libros. En este apartado voy a hablar brevemente de los que considero más importantes.

Voldemort. Es el malo malísimo y, sin embargo, uno de los personajes menos desarrollado de toda la saga. Su problema es precisamente ese: es la maldad personificada y es el detonante para que la acción arranque, pero necesita de sus secuaces para hacer interesante al lado tenebroso puesto que su objetivo es ver el mundo arder. Tiene una historia interesante detrás, pero es más interesante su pasado que su presente. Además, en la batalla final es decepcionante.

Harry Potter. A pesar de ser el protagonista de la saga, necesita siempre de alguien para hacer que la historia avance. Tiene sus habilidades, evidentemente, y él mismo reconoce en multitud de ocasiones que no es tan bueno como el mundo pretende que sea. De hecho, es un tema importante en la obra de teatro. A mí me parece a ratos una persona encomiable y un auténtico héroe, y a otros un auténtico gilipollas que solo quiere protagonismo y meterse en todos los asuntos que no son de su interés que pueda. No me parece que Harry sea interesante por sí solo, sino únicamente por su relación con los demás personajes.

Por cierto, hubo mucha controversia con el hecho de que Harry acabara con Ginny. A mí particularmente no es algo que me disguste: Ginny siempre sintió una gran admiración hacia Harry, en el segundo libro él le salva la vida y siempre tienen una muy buena relación. No lo vi como algo forzado, quizá tampoco se desarrolla de un modo muy natural, pero no me chirría.

Ron Weasley. Es el gracioso del trío (o al menos lo pretende), pero a mí me parece aún más gilipollas que Harry a partir del cuarto libro. Bien es cierto que se desarrolla muy bien el tema de ser el mejor amigo de el niño que sobrevivió, pero a veces su comportamiento me resulta incomprensible.

Hermione Granger. A veces una auténtica genio, a veces una pedantona inaguantable, me parece uno de los personajes mejor llevados de toda la saga. Siempre dispuesta a hacer lo que ella considera justo, siempre dispuesta a ayudar a sus amigos cuando cree que actúan bien, una estudiante modelo y una maga extremadamente hábil. Uno de los personajes que hacen que la historia avance.

Dos polémicas han rodeado a este personaje. La primera, su relación con Ron. De nuevo, como he dicho con Harry y Ginny, puede que esta pareja no se haya desarrollado del modo más natural, pero bien es cierto que ambos tienen sus diferencias a lo largo de los libros y luego se entienden muy bien, por lo que tampoco me chirría. La segunda es la decisión de cambiarle de raza en la obra de teatro de El niño maldito puesto que siempre se nos había mostrado como un personaje blanco. No sé qué razón habrá llevado a esta decisión (seguramente esta época de lo políticamente correcto), pero a mí me parece un debate sin sentido.

Albus Dumbledore. Aunque en el mundo mágico hay un Merlín, Dumbledore es el prototipo de mago clásico, con su barba blanca y sus habilidades extraordinarias. Es uno de los personajes mejor llevados de toda la saga, primero mostrado como un sabio anciano que ayuda a los protagonistas y un poco excéntrico, luego como un anciano que oculta información a Harry, y finalmente alguien con un pasado bastante oscuro y con unas intenciones no demasiado humanas. Es uno de los motores de la saga, y me alegro de que vaya a contarse su historia con mayor profundidad en las secuelas de Animales fantásticos puesto que es uno de los mayores logros de Rowling.

Draco Malfoy. Si he dicho que Harry y Ron son gilipollas en ocasiones, este señor es directamente imbécil. Un niño de papá y mamá absolutamente mimado y odioso de por sí, se mete poco a poco en el mundo tenebroso porque papá así lo hacía, y luego demuestra que no es tan malo como quería hacer ver. Me parece que Draco tiene un final bastante digno en El niño maldito, aunque su desarrollo en las novelas también está muy bien llevado.

Severus Snape. La eterna incógnita. La pregunta de si es bueno. o es malo solo será respondida en el séptimo libro, dando así otro personaje tremendamente interesante. Su motivación, sus razones para actuar como actúa, lo que desencadena… Se merece ser uno de los personajes más recordados de la saga.

Bellatrix Lestrange. Si he dicho que Voldemort es un personaje simple, Bellatrix también lo es y, sin embargo, es un personaje mucho más atrayente puesto que ella, al menos, tiene una total devoción hacia su amo. Siempre mirará por él, siempre intentará servirle y complacerle hasta llegar a extremos totalmente aberrantes. Es la locura personificada.

Dolores Umbridge. Es, junto con Bellatrix, uno de los pocos personajes interesantes en el lado de la maldad. Umbridge quiere un mundo mágico basándose en unos principios retorcidos, y hará todo lo que pueda para conseguirlo. Cuando aparece, al lector le entran ganas de hacerle mucho daño, tanto como ella hace a los personajes. Conseguir desarrollar un personaje tan odioso es muy difícil.

Podría hablar de McGonagall, de Hagrid, Lupin, Sirius, los otros profesores… pero tampoco quiero alargarme mucho más. Lo bueno es darse cuenta de que todos los personajes tienen una personalidad marcada, muchos de ellos evolucionan a lo largo de los libros, cambian su carácter y sus intereses. Manejar todo eso es algo muy difícil, y Rowling lo hace con soltura.

Errores

Cuando yo leo normalmente me dejo llevar por la trama y los personajes, por lo que pongo poco interés en los detalles. Sin embargo, dada la fama que tiene esta saga no está de más recordar que tiene numerosos errores, algunos de ellos muy graves. Es por esto que os quiero recomendar dos vídeos del Geek furioso de la literatura, uno sobre los errores de la saga y otro sobre El niño maldito, la cual critica duramente con mucha razón.

Imagen: Pixabay, CC0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.