¿Y las historias originales protagonizadas por mujeres?

Cazafantasmas femenina, El gran héroe americano femenino, comentarios de una James Bond femenina… y muchos proyectos más. Parece que el reboot femenino ha llegado para quedarse.

En la noticia antes enlazada sobre James Bond me encontré con la pregunta que encabeza esta entrada. ¿Las mujeres solo merecen historias conocidas pero levemente alteradas para ser protagonizadas por ellas? ¿Qué pasa con las historias originales?

Respuesta corta: creo que deberían arriesgarse a crear películas palomiteras protagonizadas por mujeres con historias originales. Respuesta larga: sigue leyendo.

Evidentemente, esta pregunta se dirige a las superproducciones de Hollywood. En el cine hay historias protagonizadas por mujeres más que de sobra, pero este debate está llegando a las películas palomiteras y merece la pena derramar un poco de tinta al respecto.

Bien es cierto que Hollywood lleva regular el tema de la originalidad últimamente. No paramos de ver películas de superhéroes idénticas la una a la otra, remakes, reinicio y secuelas (algunas muy tardías, como la de Jumanji) de historias bien asentadas con tal de arriesgar poco. Desde mi punto de vista, el reboot femenino se suma a esta tendencia.

Todo esto, supongo, viene de esta (muy necesaria pero a veces mal llevada) ola de inclusión social de muchos colectivos hasta ahora desprestigiados en la industria mainstream (baste ver la inclusión de homosexuales en películas Disney).

No debemos perder de vista que estamos ante una industria cuyo objetivo principal es ganar dinero: si ve que el público demanda personajes homosexuales, se los dará, y si demanda mujeres fuertes también se las dará. Y si lo puede hacer a partir de historias conocidas y bien consolidadas para arriesgar lo menos posible, para ellos es una carta ganadora.

También es verdad que esto es algo de lo que ha adolecido la industria del entretenimiento desde hace bastante. Pensemos, por ejemplo, en superheroínas (nota previa: me voy a meter en un fregado innecesario; si algún aficionado a los cómics me quiere corregir, adelante, por favor). Puede que se nos vengan a la mente algunas, pero la mayoría de ellas forman parte de un universo donde los más importantes son los hombres (pienso por ejemplo en Catwoman, del universo Batman, o en Tormenta, de X-men). También está Batgirl, Spiderwoman, Supergirl… que son versiones femeninas de su homónimo masculino. Wonder Woman y Capitana Marvel son los dos únicos ejemplos que se me ocurren alejados de esto.

¿Tan difícil les resulta a la ingente cantidad de guionistas de Hollywood crear un personaje femenino fuerte sin basarse en una historia anterior protagonizada por hombres? Si quieren hacer una James Bond femenina, que se olviden de 007 y se inventen su propio universo con sus características propias. Quizá todos tengamos en mente al agente británico, pero será algo diferente.

Diría que no, no es difícil. No es difícil hacer un personaje femenino fuerte, no es difícil hacer una historia donde no haya amor romántico (al menos no como motor de la película), no es difícil darle a la mujer un papel protagonista sin caer en tópicos. Lo difícil es que los señores que tienen el dinero se rasquen el bolsillo y les digan a sus guionistas que se pongan a trabajar.

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que no pueda haber una agente 007 a la altura o superior a muchas de las encarnaciones que ha tenido el personaje; se trata de hacer valer a la mujer más allá de eso. Si hay personajes masculinos memorables, que los creen también femeninos.

Por suerte, no todo son reinicios con cambio de sexo. Hollywood ha acertado con la adaptación de la anteriormente citada Wonder Woman, a la que, aunque a mí particularmente tampoco me entusiasma, hay que reconocerle sus logros. Otra película protagonizada por un personaje fuerte que llegará próximamente es Tomb Raider, cuyo tono, parece, se basa en el reinicio previo que hubo en los videojuegos hace unos años. Esperemos que, si Tomb Raider triunfa, sirvan de ejemplo para historias nuevas con protagonistas fuertes. Otro buen ejemplo es Star Wars. La trilogía antigua tenía a Leia, un personaje muy fuerte, y ahora los fans de la nueva trilogía tienen a Rei.

En cualquier caso, como siempre, los espectadores estamos en las manos de esos señores, y quizá, solo quizá, salga algo bueno de alguno de esos reboots. Tampoco se trata de negarlos totalmente por ser una historia clásica a la que le tengamos cariño. Tal vez dentro de un tiempo me veáis aquí escribiendo maravillas sobre alguna de estos proyectos, pero seguiré esperando a que arriesguen con nuevos personajes.

Imagen: Encontrada en MSNBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.