Cuatro películas de David Fincher

Sigo con mi pequeño repaso a filmografías de directores concretos. Si la semana pasada hacía un breve recorrido por Christofer Nolan, esta semana le toca a David Fincher.

He visto bastante de su filmografía, pero quiero destacar las cuatro películas que más recuerdo de él por cualquier motivo. Esto es simplemente una entrada con una miniopinión de algunas obras en un orden subjetivo de preferencia.

Las películas de este director me parece que están en un punto medio bastante interesante entre película para desconectar y que no requieren un gran esfuerzo para entenderlas. Son películas con un buen argumento, que atrapa y que tiene varias lecturas, pero a la vez se pueden disfrutar sin tener que dejarse la sesera en un primer momento.

Seven

Una de sus primera película y una verdadera genialidad, tanto por reparto (unos Brad Pitt y Morgan Freeman espectaculares),como por argumento. Dos detectives tienen que investigar a un asesino que va dejando cadáveres en los que emula los siete pecados capitales. La investigación va tomando cada vez un cariz más personal hasta llegar al apoteósico final. El tono negro, el asesino intelectual, el entramado, las actuaciones y mucho más hacen de esta película toda una experiencia.

Perdida

La película que demuestra que Ben Affleck puede ser un buen actor, aunque sea precisamente por dar vida a un personaje sin apenas expresión. El material base ya era bueno y el director sabe llevarlo de tal modo que atrapa al espectador en sus redes. El desarrollo de los personajes, lo que ocurre en torno a ellos y el guion hacen una película que deja huella.

La red social

¿Una película sobre Facebook?, pensé la primera vez que vi un anuncio de esta obra. Efectivamente: una película sobre Mark Zuckerberg, protagonizada por Jesse Eisemberg y Andrew Garfield, dos actorazos jóvenes que posteriormente han demostrado su talento en más películas con mayor o menor tino. Aunque el Lex Luthor de Eissemberg es muy odiado, aquí está pletórico: da vida a un Mark Zuckerberg visionario en la universidad que hace lo que sea por hacer que su proyecto avance. Da una visión de la persona que cosifica la amistad, tal y como hace su red social. La escena final deja un poso profundo, sobre todo para aquellos que, como yo, hemos reflexionado mucho sobre la banalización de las relaciones por el uso de la tecnología.

El club de la lucha

Sin lugar a dudas, la película del director que más veces he visto, la que más me atrae hoy en día y la que más huella ha causado en mí, posiblemente porque la vi muy joven por primera vez. De nuevo Brad Pitt, esta vez acompañado por Edward Norton. Ambos, junto con Elena Bonham Carter, bordan sus respectivos papeles para reflexionar sobre las relaciones, el consumismo, el estilo de vida moderno y tantos otros temas aledaños. Esta película está basada en un libro pero, sin haber leído el material original, estoy seguro de que lo supera. De nuevo, una película que deja huella.

Menciones honoríficas

Podéis fustigarme todo lo que queráis por no haber visto aún Zodiac para mencionarla, pero no puedo acabar esta entrada sin referirme, al menos de pasada, por Los hombres que no amaban a las mujeres, quizá una de las películas menos brillantes del director pero una adaptación muy buena; y por El curioso caso de Benjamin Batton, de nuevo con un Brad Pitt que vuelve a bordar su papel de un hombre que crece al revés, de anciano a niño pequeño: una reflexión sobre cómo afrontar las relaciones.

imagino que todo aquel que se considere mínimamente cinéfilo tiene a David Fincher en su lista de directores que seguir, pero si aún hay alguien sobre la faz de la tierra que no haya visto alguna de sus películas, aquí queda mi pequeña mención a su trabajo: no puedo hacer más que recomendarlo.

Imagen: Wikimedia, CC BY

Autor: Adrián Perales

Profesor de Lengua y Literatura. Aprendo para enseñar, enseño para aprender. Apasionado de la cultura y el software libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *