La vital importancia del perro guía

Perro guía

Quisiera escribir unas breves líneas para reivindicar la labor de los perros guía. Por mis problemas de vista he visto a gente con problemas realmente graves o ciegos totales que han visto su vida renacer gracias a la inestimable ayuda de estos animales, sus compañeros inseparables.

Antes que nada hay que saber que un perro guía es, ante todo, un trabajador. Cada uno tiene su carácter y en su tiempo libre se comportará de un modo u otro, pero cuando está guiando a su dueño se centra en su tarea. Por supuesto al perro hay que entrenarlo sobre el terreno, no basta con la academia (son muchos los golpes que un ciego se da mientras dura el proceso), pero una vez completado se convierten en trabajadores eficientes.

Por este mismo motivo, cuando un perro guía está ejerciendo su labor no hay que molestarlo. Hay mucha gente que se para en mitad de la calle a acariciar al animal. Craso error. Cunado el animal trabaja, trabaja; si se le molesta con caricias puede pensar que es su tiempo de ocio y no guiar debidamente.

No he encontrad nunca rechazo o incomprensión hacia la labor de estos animales más allá del tema de las caricias, pero nunca está de más reconocer su labor. Como sociedad tenemos que comprender su labor, agradecerla y facilitarla lo más posible porque, insisto, dan vida nueva a aquella persona que acompañan.

Imagen: Caoguia2006, CC BY

Autor: Adrián Perales

Profesor de Lengua y Literatura. Aprendo para enseñar, enseño para aprender. Apasionado de la cultura y el software libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *