Cuatro películas de animación recientes

Si me pones dos películas por delante, una de animación y otra de acción real, muy seguramente me iré primero por la de animación. Desde siempre me ha parecido que con la animación se pueden contar historias maravillosas de un modo muy diferente, y normalmente tienen una duración más contenida. Son las películas que veo una y otra vez hasta casi aprendérmelas de memoria.

Hace poco he visto tres que me parecen realmente maravillosas y otra que podría haberme gustado más. Curiosamente, hablo más de ellas conforme menos me gustan, como podréis observar a continuación: son cuatro reseñas muy breves.

Zootrópolis

Para mi gusto, la mejor película de animación de 2016. El mundo que presenta, el tema del racismo mezclado con la trama detectivesca, su humor tontorrón pero no aburrido, la superación personal (demasiado evidente al principio, mejor llevada después), esa canción de Shakira… Son muchos los elementos que hacen que esta película me guste tantísimo.

Kubo y las dos cuerdas mágicas

El estudio Laika nunca ha sido santo de mi devoción. De hecho, después de la película que dio origen al estudio (El mundo de Coraline) no vi ninguna más. Sin embargo, el trailer de esta me llamó la atención: un guía animal, estética mezcla de oriente y occidente, una historia sencilla…

Todo eso me encontré en la obra, además de una animación y una banda sonora dignas de mención. No voy a contar nada de la historia (también porque puede ser incluso demasiado sencilla): solo destaco el peculiar uso que hacen de la ceguera. Quizá no es la mejor película de animación del año pasado que he visto (ese puesto lo tiene Zootrópolis), pero merece la pena verla.

Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts

Nunca fui demasiado fan de Snoopy. Conocía al personaje, evidentemente, pero la serie de televisión que emitían cuando yo era pequeño no conseguía pegarme a la pantalla. Todo lo contrario ocurre con esta adaptación que, según he leído, capta la esencia de la obra original: tratar problemas de adultos desde la perspectiva de los niños.

Tiene temas muy complejos, humor que solo entenderán aquellos con una cierta edad («El león tostón», dios…) pero también aventura, imaginación y humor accesible. Dudo que la película guste sobremanera a niños muy pequeños, pero sí pueden echar un buen rato con ella. Además, el estilo de la animación recrea bastante bien el de las viñetas y le dan un toque de distinción extra.

Vaiana

Las últimas películas de Disney las suelo poner una y otra vez cuando estoy cansado para ver algo conocido, desconectar y echar un ratillo. Todas, en mayor o menor medida, me parecen fantásticas. Sin embargo, con esta hay algo que no termina de cuajar.

Evidentemente, es una película con una animación espectacular y una banda sonora sobresaliente, pero tiene un mensaje demasiado simplón, el giro final no sorprende demasiado, hay elementos totalmente inconexos (el cangrejo o los piratas) y parece que esté todo el rato gritándonos «¡Mírame, soy una película épica con una protagonista femenina fuerte que no necesita enamorarse!» con ese soniquete que se repite una y otra vez (y qué pegadizo es el puñetero).

Sin embargo, dejándome de elucubraciones de espectador revenido, desde luego es una película que puede encantar a un público infantil, y ese mensaje que he llamado simplón es tan claro que puede ser necesario y venir bien para ese público infantil. También destaco el hecho de que funcione a pesar de plantear una historia tan sencilla, aunque todo no cuadre tan bien como en Kubo.

Imagen: Copyright Estudio Laika. Encontrada en The Verge.

2 opiniones en “Cuatro películas de animación recientes”

  1. Ufff mucho que decir aquí.
    La verdad es que Zootroolis me he negado a verla porque el argumento no me llama mucho. Si dices que está bien le daré una oportunidad.

    De Kubo debo salir en su defensa, me encanto. Es una película muy buena que nos encantó, desde luego no una obra maestra pero la presentación, tratamiento y personajes son adorables. No todo cuadra a la perfección, pero este muy bien.

    Y sin duda Vaiana es donde más en desacuerdo estoy. Pero posiblemente sea que tú ves la película solo como un adulto y yo como un adulto y un padre, que es el público al que va dirigida.
    El tema del cangrejo y los piratas son claramente elementos puramente de entretenimiento que buscan sacar una sonrisa y ya está. Los piratas nos encantaron a todos.
    Disney hace películas para que los padres puedan ir al cine con los niños y, a ser posible, encanten a los niños y entretengan a los padres, algo muy complicado.
    Disney quiere cambiar el rol y como dices meter princesas fuertes al igual que el cine en general.
    Debes recordar que todas las princesas Disney clásicas lo único que hacen es esperar a que le principe las rescate… el punto de giro fue Mulan, película que me encanta y de la que no encuentras ni muñecas disney de ella.
    La nueva etapa comenzó con Rapunzel, Mérida, Ana en Frozen… y debo decir que me encantan tanto como padre como adulto.
    Vaiana en especial me parece francamente buena, su argumento simple es por el público al que va dirigido y teniendo en cuenta que es lo que buscan se le debe reconocer un mérito en que algo tan simple entretenga
    También me veo obligado a decir que me negaba a ir a verla precisamente porque el argumento me parecía una mierda.. y ya ves jeje

    1. Es justo lo que digo al final. Hacen falta películas accesibles para un público infantil con personajes femeninos fuertes. Sin embargo, como espectador adulto, me parecen mejor rematadas Brave o Frozen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *