Me he pasado a Linux Mint con MATE

La imagen destacada es mi escritorio actual. El fondo es el mismo que me acompaña desde hace años: Auros. Es la única personalización a lo que trae por defecto la distribución.

Así soy yo. En esta nueva época con respecto a la informática, donde me importa más el pragmatismo que los ideales sin abandonar estos por completo, me he pasado a esta nieta de Debian cuando mi distro anterior era, precisamente, Debian. Y no solo eso: también he cambiado de entorno de escritorio. Después de cinco años me he pasado a MATE.

Continuar leyendo “Me he pasado a Linux Mint con MATE”