La comunidad del software libre cansa

En mi reciente entrada sobre Firefox y DRM en GNU/Linux decía que muchos se sentían agraviados porque el navegador de Mozilla había llevado a cabo dicha implementación. Esta entrada se vio motivada por un comentario que leí en un blog y que me recordó el por qué me alejé de la comunidad de software libre.

¿Os lo resumo?

Es terriblemente cansina.

Con esta estrada no voy a conseguir nada más que desahogarme. No voy a ser educado, aunque tampoco mal hablado. Sobra decir que, aunque en el título y en el cuerpo de la entrada generalice, no toda la comunidad es así: hay gente que te ayuda servicial y gustosamente sin caer en ninguno de estos fallos.

Partiendo del hecho de que los debates son los mismos siempre –siempre, siempre, siempre– (que si se dice GNU/Linux y no Linux, que si tal entorno de escritorio es mejor, que no que mejor un gestor de ventanas, que ni uno ni lo otro mejor el terminal, que si Linux tiene muchos blobs, que hay que ver la poca gente que usa software libre, por qué será…) resulta que siempre –siempre, siempre, siempre– te encuentras a un evangelizador de la iglesia del ñu en los comentarios de casi cualquier entrada mínimamente relacionada con el software libre. Y si entras en sus círculos (léase redes sociales libres y blogs específicos), para qué contar.

Para muchos, si no tienes un sistema operativo 100% libre es poco menos que usar Windows (ni se te ocurra usar Ubuntu que Canonical es el mal). Si no tienes un Android rooteado, con una ROM personalizada, pelada de Google y con F-droid, no te acerques a ellos porque a saber a cuánta gente le estarás dando información. Y podemos ir más allá: gente que cifra cada palmo de su disco duro o que incluso libera el firmware de su router.

Que todo esto me parece muy bien, ojo. Que cada uno use y hable de lo que le dé la gana.

El problema viene con el cansinismo. Con ese mirar por encima del hombro a todo aquél que no hace, como ellos, eso que ellos consideran lo correcto.

No basta con dejar un pequeño comentario y una URL. No. Hay que soltar la chapa. Intentar convencer al personal de que lo que uno decide es lo mejor y ya está.

La superioridad moral con la que se ven muchos usuarios de software libre es tremendamente exasperante.

Por supuesto, no todo el mundo es así de extremista. Hay términos medios. Pero incluso en esos términos medios he encontrado malos rollos y enfados a la mínima de cambio, no permitir una expresión poco medida si es para cuestionar alguno de sus ideales tecnológicos.

Una vez pregunté que si los usuarios de software libre somos unos ratas. Así, con esas palabras. Podía haber preguntado que si los usuarios de software libre nos resistimos a pagar o algo por el estilo, pero me salió así. Me ocasionó un disgusto; luego se solucionó pero, ¿merecía tal frase un enfado? Sigo pensando que no.

Lo mínimo que te puedes encontrar es que te corrijan. Que hables de Linux y te respondan «buen kernel».

Buena parte de la comunidad del software libre puede crear y crea rechazo hacia el software libre.

Estoy hastiado, harto, cansado y resentido, porque yo he formado parte de esa comunidad, me han corregido, han medido cada una de mis palabras y he notado la superioridad moral de muchos.

Es ver algo mínimamente relacionado con esto que expongo y causarme rechazo. Ya no sigo noticias de software libre, tan solo entro en algún blog tecnológico cuando me acuerdo para ver si algún software que uso se ha actualizado. El ordenador como herramienta, nada más.

Tengo que aprender a dejar de leer comentarios, porque justamente ha sido lo que ha generado esta entrada.

Con todo esto no quiero criticar al software libre en sí. Lo uso desde hace diez años y lo disfruto, con más o menos pecados según la época. También lo he difundido y, a pesar de esta crítica destructiva a buena parte de su comunidad, lo seguiré difundiendo, aquí o en El telar del Geek.

Pero que no esperen que vuelva a meterme en los círculos de la comunidad. Al menos, no de momento. A lo sumo, en la sala redeslibres en salas.mijabber.es porque XMPP merece que lo usen. Pero nada más.

Seguramente muchos me tachen (si no me han tachado ya) de su lista de lectura o de personas recomendables que difunden el software libre. Sinceramente, ahora mismo me da igual. Y digo esto aun siendo consciente de que yo mismo me puedo arrepentir de haber escrito esta entrada en el futuro.

Imagen: Wikimedia, CC BY-SA. Son trolls, como yo en esta entrada.

10 opiniones en “La comunidad del software libre cansa”

  1. Hola gadi (para mi siempre vas a ser gadi), la verdad que no suelo frecuentar los ambientes de la comunidad tan hardcore como los que mencionás, pero creo que nadie puede autodenominarse ser “la comunidad del software libre”. Para mi esa comunidad está formada también por gente valiosa como vos, aunque ahora no te sientas parte.
    La clave está en la tolerancia. No vale la pena discutir con los trolls/talibanes/como-los-llamen-ahora, pero siempre se puede generar un debate constructivo, aún en internet!
    La causa última por la que existe el software libre es, justamente, la libertad. Y si estos usuarios superados no pueden permitirse que el otro sea libre de pensar distinto, equivocarse, o elegir otra cosa, entonces deberían replantearse que están haciendo. Pero que ese pequeño grupo no te quite las ganas de participar. Mi humilde opinión.

    Saludos!

    1. Por supuesto, los debates sanos existen, y yo formo parte de la comunidad del software libre por el mero hecho de hablar de ello. Pero estos círculos han conseguido cansarme muchísimo, y no han sido solo los más extremistas. Por supuesto, aunque aquí generalice en muchos puntos, no pienso que todo el mundo sea igual.

      Un saludo Augusto, y llámame Adrián, gadi o como buenamente quieras.

  2. Estas batallas internas cansinas se dan acerca de muchos temas, incluso en el extremo de que ahora también hay una guerra instaurada por el tema de systemd, eso ya es obsceno y lo fue desde el inicio, ahora tampoco basta con el software que uses sea libre, sino que si no cumple con la “filosofía Unix” tampoco sirve, es un nuevo tipo de troll del mundo libre, que ya no depende de la opinión de GNU, la FSF o Stallman, miran todo eso desde arriba y desde su nube repiten como loros lo que 4 o 5 veteranos administradores de servidores iniciaron, tiran la piedra y esconden la mano, crean guerras que corroen a la comunidad desde adentro, en fin cada uno deberá asumir sus responsabilidades.

  3. Creo que en tu caso, que predicas sobre Netflix y amazon como “males necesarios” en este blog, te debe arder que otros no usemos esos servicios ni pasemos por aro. Mantente alejado entonces de la fsf/foros debian y trisquelitas. Y sigue tu con lo tuyo.

    1. Yo no predico nada ni me arde nada ni quiero que nadie pase por ningún aro. Hasta donde yo sé, comentar experiencias personales no es predicar nada. Y nunca he dicho que sean males necesarios, sino que yo ahora mismo quiero pagar por contenidos, y esa es la mejor opción desde mi punto de vista y dadas mis circunstancias. Me parece a mí que es muy diferente esto a recomendar a la gente que use nada: es una decisión personal.

      En foros de Trisquel no iba a entrar porque no uso esa distro, pero si entrara diciendo que uso Netflix, ¿tengo que aguantar una superioridad moral porque consideren que su decisión personal es mejor que la mía? Es innegable que son servicios privativos, por supuesto, y la reacción normal será que me intenten convencer de que usar esos servicios no es bueno, pero de ahí a la superioridad moral que muchos usuarios demuestran va mucho. Ese es el mal del que hablo aquí. Mucha gente no respeta que uses cierto software por una decisión o por circunstancias, y si se pierde el respeto se pierde la credibilidad.

  4. Jajajajaja me encantan tus publicaciones, me siento totalmente identificado con lo que dices jaja hace poco escribí hace un mes en Pump algo bastante relacionado con el tema porque también he pasado por algo similar hace poco. (Aunque siga llamando GNU/Linux al SO :P)

    1. Es que el SO se llama GNU/Linux por más que digan :) Todo son fases, yo ahora estoy un poco más descreído pero me conozco, seguro que pronto vuelvo a dar caña. Y sigo convencido de que muchas cosas de las que defiende el movimiento del software libre son ciertas, aunque no las aplique tanto.

  5. Bueno el problema se da en muchas comunidades de cualquier índole veganos, runners, feministas, gramanazis, derechas, izquierdas en todas hay extremistas, el detalle creo yo es no tomarte nada personal y apecho, la divertida que me doy leyendo comentarios y habeces picando gente extremista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *