A dos centímetros de la cara

No necesito tu lástima. No necesito tu falsa admiración.

Si ves que tengo problemas de vista es porque yo me acerco el móvil a dos centímetros de la cara en mitad de la calle. Porque no me escondo. No me quedo en mi cuarto lamentándome de mi suerte, y me da igual que mires descaradamente o cuchichees con tus amigos. Me da igual que te rías.

Continuar leyendo “A dos centímetros de la cara”

Tener un blog

Desde hace unos años están de moda las redes sociales. Con una simple búsqueda se pueden encontrar muchísimos artículos donde se dice que la conversación ahora allí o donde se reduce la importancia de los comentarios. Más aún: hay usuarios que se hacen famosos por sus publicaciones en redes sociales y que ni siquiera tienen blog o, en un grado menor, personas cuyo único método de publicación son esas redes.

Continuar leyendo “Tener un blog”