Fundación Educatio Servanda: varios pasos atrás

Una persona en sobra, rezando

Un colegio que lleva 150 años en manos de una institución religiosa en mi pueblo pasa ahora a manos de la Fundación Educatio Servanda. Gracias a que un medio local se ha hecho eco del tema, he podido conocer bastantes detalles sobre el asunto y me he quedado, cuanto menos, anonadado e indignado ante el cambio.

En la noticia donde se anunciaba el cambio se pueden leer perlas como esta:

La Fundación Educatio Servanda, de enseñanza ultracatólica tomará la titularidad a partir de septiembre y podría cambiar su nombre al de Juan Pablo II

Enseñanza ultracatólica. Por supuesto, esa denominación no aparece en la página web de la Fundación pero, viendo sus ideales, no se me antoja muy desencaminada. ¿Cómo debe de ser eso? ¿Algo así como “a Lorca lo mataron por la gracia de Dios”? Y a Cernuda ni olerlo claro, que también era maricón.

La noticia cita palabras del director:

Parecía una locura, ¿verdad?, pero Dios ha dado los medios. […] la Comunidad de Madrid nos adjudicó una parcela por 75 años. La Administración paga a los profesores, si nosotros construimos el edificio.

Ahí, dando ejemplo. ¿Estado laico y aconfesional? ¿Dónde? “Dios ha dado los medios”… Claro, Dios…

[…] la Fundación apuesta por la separación de ambos sexos en los ciclos de Primaria y Secundaria

Dicen que es solo en las aulas y no en los otros espacios, como si fuera una justificación. Antiguamente el colegio enseñaba solo a niñas, pero hace años que es mixto (pero mixto de verdad, no este esperpento de “mixto en los espacios comunes”).

En su página de presentación hacen continua alusión a Cristo, los Apóstoles y Dios, y citan a Juan Pablo II e incluso partes de la Biblia. Por ejemplo:

Con especial atención a las particularidades de cada persona, en cuanto único e irrepetible, verdadero tesoro a los ojos de Dios: “Porque tú eres de gran precio a mis ojos, porque eres valioso, y yo te amo” (Is 43,4)

Me parece un paso atrás importante. La institución que lo llevaba hasta ahora llevaba 150 años en el pueblo y, aunque no entiendo que a estas alturas haya colegios religiosos, me merecía cierto respeto. Esta institución que se hace cargo ahora no me merece ninguno, viendo que nació en 2008 y su carta de presentación.

Por si algún religioso practicante no es capaz de separar los temas, mi más sincero respeto a aquellos que crean en un dios (en cualquiera) y que vean en la religión un modo de vida, un apoyo y una forma de crecimiento personal. Pero no puedo estar contento con que se enseñe Religión en las aulas (o, al menos, solo una religión) con todo lo que tiene detrás y mucho menos con la existencia de instituciones como esta, apoyadas con dinero público y con ideas propias de los años 50.

PD: Debo admitir que no conozco de primera mano el funcionamiento de un colegio religioso y que estas líneas se basan en los prejuicios de un agnóstico tendiente a ateo. Por lo tanto, si alguien puede dar información complementaria en los comentarios y establecer un debate sano, se lo agradeceré enormemente.

Imagen: Muslin Prayer Beads, CC BY-SA

12 opiniones en “Fundación Educatio Servanda: varios pasos atrás”

  1. No me extenderé mucho, pero:
    Las etiquetas tipo ultracatólico se descalifican solas,
    La educación concertada es algo totalmente legal, estarás de acuerdo no, pero es así y hay colegios concertados católicos y no católicos,
    La educación diferenciada es muy común fuera de España, en el Reino Unido, en Corea del Sur, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Alemania; hay estudios serios que la avalan,
    El que unos padres escojamos que a nuestros hijos los enseñen con un ideario de acuerdo con nuestras creencias (católicas, musulmanas, ateas, o lo que sea) no es más que un derecho,
    Si no te gusta, siempre puedes escoger otro colegio.

    1. Yo particularmente entiendo y comparto la opinión de Adrián. No tengo hijos, pero si algún día los tengo, me gustaría que recibieran una educación moderna y adaptada a la vida real que se van a encontrar. Si cuando tengan capacidad para ello deciden seguir alguna fe en concreto, serían libres para ello, pero no me parece justo (para los niños) inculcarles ninguna religión desde pequeños, aunque, evidentemente, es potestad de los padres educar a sus hijos como crean que deben hacerlo dentro de los parámetros del sentido común, claro y por eso respeto, que no comparto, tu opinión. En una sociedad moderna eso no admite discusión.

      1. Peni,
        Hay algunos puntos que no veo claros en tu comentario:

        ¿Una educación basada en valores cristianos no sería moderna y adaptada a la vida real? ¿Las matemáticas que les enseñan en esos colegios no son válidas? ¿La historia, la lengua, el inglés o el chino que les enseñan no son modernos y adaptados a la vida real?

        ¿También esperarás a que tengan capacidad para exponerles algún marco de valores? ¿Les ocultarás toda opinión política hasta que tengan capacidad?

        No entiento tampo empeño en lo de “moderno”. Hablas de educación moderna, sociedad moderna… En los años treinta del siglo pasado lo más moderno que había en educación y en sociedades eran la soviética, la educación nazi o la educación fascista. ¿Su modernidad las hizo más aceptables o mejores?

  2. Sólo quería comentar un par de cosas (o cuatro):
    1º. Los que tienen el derecho y el deber de educar a sus hijos son los padres. Por este motivo, si los padres demandan una educación católica para sus hijos, NADIE puede negarsela y la existencia de este colegio está totalmente justificada junto a sus referencias a Dios.
    2º. El término “ultracatólico” no tiene ningún sentido. Esta fundación tiene un ideario católico en conformidad con los obispos y el papa. Que este ideario no esté de acuerdo con los que suelen describirlo con el término “ultracatólico” no significa otra cosa sino que existen unos determinados prejuicios por parte de quien usa el término en cuestión o que, simplemente, este ideario no le resulta de su agrado.
    3º. Según los estudios, la educación diferenciada tiene sus pros y sus contras, al igual que la educación mixta. En estos colegios, se ha optado por una educación diferenciada en las aulas para adaptarse mejor a las necesidades de los alumnos y mixtas en el resto de actividades para que se relacionen con los del sexo opuesto. En todo caso, me remito a lo dicho en el punto 1: son los padres los que tienen el derecho y el deber de elegir lo que quieren para sus hijos.
    4º. Si por naturaleza son los padres los que tienen el derecho y el deber de educar a sus hijos ¿Por qué unos padres que quieren una educación católica para sus hijos tienen que pagarla mientras que a los que quieren una aconfesional, se lo paga el estado? Sinceramente pienso que debería existir el cheque educativo: que el estado dé dinero a los padres para la escolarización de cada hijo y que sean ellos los que elijan el centro escolar al que quieren llevarlo.

      1. Adrian…alguno de los argumentos expuestos soportan los topicos y prejuicios q un licenciado como usted arrastra inconsciente-culturalmente…son los tiempos

      2. Ramón, creo que soy muy honesto en mi texto. Digo claramente que son prejuicios y que estaré encantado de leer comentarios que expliquen o contradigan mis palabras, como ya han hecho otros antes. Si tienes a bien explicarme más detalles, estaré encantado de leerte para aprender algo más. Un saludo.

  3. Efectivamente teneis razon en llevar a vuestros hijos donde querais,pero con vuestro dinero,sin subvenciones.España es un estado aconfesional,ninguna confesion tendrá caracter estatal.Como el futbol vuestros vicios os los pagais

  4. La existencia de colegios sostenidos con fondos públicos en los que se separa a chicos de chicas solo ha sido posible por la nueva ley de educación LOMCE, aprobada solo por los votos del PP en su mayoría absoluta.
    También hay estudios sobre la conveniencia de la no separación por sexos.
    Los centros totalmente privados podían separar por sexos, religiones o lo que les diera la gana. Conclusión: la nueva concertada pretende parecerse a la privada, debiendo ser por ley gratuita y de carácter social.
    Sí hay materias que pueden variar según qué perspectiva se tome: sociales, naturales, filosofía, ética. Algunos grupos católicos aún no admiten la evolución de las especies o ciertas prácticas sexuales que son básicas para la salud de las personas.
    El autor de este artículo podrá haber asumido vocabulario y consignas que pululan en ciertos ámbitos, pero eso no le quita realidad a su contenido. En la Iglesia Católica hay distintas sensibilidades; “ultra” me parece suficientemente significativo para una parte que trata de conservar especialmente la formalidad de las tradiciones frente a otras visiones que ponen su acento en la función social de la Iglesia y en el mensaje básico del amor al prójimo.

  5. A mí me parece que el estado tiene la obligación de garantizar una educación obligatoria de calidad. Con respecto a ello, entiendo que lo obligatorio es lo curricular (matemáticas, lengua española, lengua extranjera, ciencias sociales y naturales, educación física, plástica, musical) y los apoyos para los alumnos de necesidades especiales. Pero no estoy de acuerdo en que los fondos de educación obligatoria de un país laico se utilicen para subvencionar asignaturas como religión, sea ésta la que sea. Como consecuencia de lo anterior, todo lo que sea no curricular deberían ser fuera del horario curricular, para que exista una verdadera capacidad de decisión entre los padres. Por último, al profesorado de centros concertados no se le debería exigir ni someter al ideario del centro en cuestión, como ocurre en la actualidad. Lo mismo es aplicable en lo referente a vestimenta (faldas para las maestras/profesoras, corbata para los maestros/profesores, etc) y a presiones sobre las calificaciones del alumnado. La Conserjería debería ser quien contrate al profesorado para impartir y evaluar de manera independiente lo curricular en tal o cual colegio dentro de horarios curriculares y al margen de los idearios de los colegios, en aras de garantizar que esa educación obligatoria de calidad se lleva a efecto sin presiones externas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *