Y se fue 2014

Quedan cuatro horas escasas para que acabe 2014. Ha sido un año muy importante para mí en el ámbito profesional, que no es poco, pero lo cierto es que no acabo del todo satisfecho con muchos otros. Pero, como siempre digo, todo vino como vino y lo afronté lo mejor que supe, por lo que estoy contento con lo bueno que ha pasado, y ya está.

Este año no voy a escribir propósitos. No lo voy a hacer porque los que tengo son demasiado generales, de aquellos que acaban por no cumplirse y solo consiguen que, al revisarlos, uno se sienta fracasado. Además, está eso de que los proyectos no se cumplen si se dicen en público, y he comprobado que es cierto.

Pero bueno, ¡basta ya de desánimo! La cuestión es entrar en 2015 con buen pie y, de nuevo, afrontar lo que venga con ánimo para que sea un año repleto de sonrisas y buenos ratos con amigos nuevos y antiguos, porque al final es lo único que importa. El único propósito para 2015 es vivir, con todo lo que ello conlleva.

¡Espero que lo paséis muy bien esta noche con vuestros seres queridos y que tengáis una buena entrada de año! ¡Feliz 2015!

Imagen: Calendar por Dafne Cholet, CC BY 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *