George R. R. Martin: Canción de hielo y fuego

He estado desde junio de 2013 hasta agosto de 2014 leyendo esta saga de literatura fantástica, y tanto tiempo dedicado a una lectura se merece un buen repaso. Escribo esta entrada para compartir unas breves reflexiones sobre cada uno de los cinco volúmenes que se han publicado (tened en cuenta el tiempo que ha transcurrido entre lecturas) y una pequeña selección de citas (libre de spoilers, o eso espero) que me han llamado la atención durante mi lectura.

Juego de Tronos

El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás. No les importa que los grandes señores jueguen a su juego de tronos, mientras a ellos los dejen en paz. Pero nunca los dejan en paz.

El comienzo de todo. Publicado en 1996, supone entrar en contacto con un mundo muy extenso y muy complejo, ambientado en la Edad Media como suele ser habitual en este tipo de sagas. Muchas lugares y muchos personajes, todos con una historia que se nos irá presentando progresivamente y a lo largo de todos los libros.

La risa es el veneno del temor.

En este libro ya empiezan a verse los rasgos que caracterizarán a toda la saga. Un prólogo y un epílogo centrados en otros personajes que no son los que engordan el tomo, un autor que es tan cruel con sus personajes como el mundo que ha inventado para ellos, un clima de violencia donde la traición es tan común como las relaciones sexuales.

¿Qué es el honor, comparado con el amor de una mujer? ¿Qué es el deber, comparado con el calor de un hijo recién nacido entre los brazos, o el recuerdo de la sonrisa de un hermano? Aire y palabras. Aire y palabras. Sólo somos humanos, y los dioses nos hicieron para el amor. Es nuestra mayor gloria, y nuestra peor tragedia.

Pero sin duda lo que más sorprende de este primer tomo es darse cuenta de que es una obra coral: cada capítulo se centra en un personaje diferente, no hay un único protagonista. Ese es el mayor signo de identidad de toda la saga; el otro es que no te puedes encariñar de ningún personaje, y esto es algo que cuesta asumir incluso en volúmenes posteriores.

Choque de Reyes

Los únicos lobos que deberían darnos miedo son los que van disfrazados de hombres.

Nuevo tomo, una situación inicial prácticamente irreconocible con respecto al comienzo del primer libro. Hay nuevos personajes y conocemos la historia de los diferentes lugares conforme aparecen: en toda la saga es digno de destacar el equilibrio entre acción, descripción y explicaciones históricas, de tal modo que pocas veces nos resultará pesado alguno de los dos aspectos.

Los dioses hicieron nuestros cuerpos, así como nuestras almas, ¿no es verdad? Nos dieron voces para que los pudiéramos adorar con cánticos. Nos dieron manos para que pudiéramos construirles templos. Y nos dieron el deseo, para que copuláramos y los adorásemos de esa manera.

En mi opinión este es el libro de Tyrion: aunque es un personaje muy importante en toda la saga, en este está especialmente pletórico. Y como no guardo muchos más recuerdos de esta lectura, una cita más y pasamos al siguiente.

Si media cebolla está podrida, la cebolla está podrida. Un hombre es bueno o malo.

Tormenta de espadas

Los dioses hicieron la tierra para que todos los hombres la compartieran. Pero luego vienen los reyes con sus coronas y sus espadas de acero y dicen que todo es suyo. Los árboles son míos, dicen, no os podéis comer las manzanas. El arroyo es mío, aquí no podéis pescar. El bosque es mío, nada de cazar. Mi tierra, mi agua, mi castillo, mi hija… No les pongas las manos encima o te las corto, pero a lo mejor si te arrodillas delante de mí te dejo que lo olisquees.

Tardé mucho tiempo en leer este tomo. Por una parte, porque es el más largo de todos, y por otra, porque estaba estudiando durante su lectura, y el tiempo libro que tenía lo dedicaba a otros asuntos.

Si tenemos que morir, moriremos. Todos los hombres mueren. Pero antes vamos a vivir.

Igual que el anterior era el libro de Tyrion, este es el de Jon Nieve. De hecho, quienes lo hayan leído reconocerán de qué personaje son las citas que acompañan estas líneas. Pero aunque Nieve sea el personaje que más destaco por su situación, el resto no se queda atrás ni muchísimo menos.

Un hombre puede poseer una mujer o puede poseer un cuchillo. Pero nunca a la vez.

Tanto es así que lo considero el mejor libro de los cinco, y con mucha diferencia. Toda la maquinaria narrativa de George R. R. Martin se pone en marcha a máxima potencia y en este tomo se producen muchísimos cambios, hasta llegar a un apoteósico final que nos deja con muchísimas ganas de leer el siguiente.

Mantén la vista baja, habla con tono respetuoso, di muchas veces lo de «ser», y la mayor parte de los caballeros ni siquiera te ven. Prestan más atención a los caballos que a la gente del pueblo.

Festín de cuervos

En la cama, desnudos, somos nosotros de verdad, un hombre y una mujer, amantes, una sola carne, tan cercanos como pueden estar dos seres humanos. La ropa nos convierte en personas diferentes. Yo prefiero ser carne y sangre, no sedas y joyas.

De este libro puedo hablar mejor porque lo he leído más recientemente. Al principio me costó muchísimo trabajo, dado que los personajes que me resultaron más interesantes del libro anterior en este no están, y los que toman su lugar no terminaban de convencerme. El problema no es el estilo de Martin, que sigue en la línea de los anteriores, sino los acontecimientos que se nos narran y la decisión respecto a la cronología, inapropiada en mi opinión.

Conozco a todos los dioses. He visto a sus pueblos ponerles guirnaldas de flores, derramar en su nombre la sangre de cabras, de toros y de niños. He oído como les rezan. A todo lo largo y ancho de este mundo, en un centenar de idiomas, siempre rezan igual. Cúrame la herida de la pierna, haz que esa doncella me quiera, concédeme un hijo varón fuerte. Sálvame, socórreme, hazme rico… ¡protégeme!

Pero esto cambia a la mitad del libro. Una vez pasado ese umbral (que no es fácil: estuve a punto de abandonar la lectura), la segunda parte se lee más rápido y es mucho más interesante. Tanto es así que al final tenía muchísimas ganas de leer el siguiente.

Danza de dragones

El último libro de la saga que publicado a día de hoy, y a saber cuándo se publica el siguiente ya que, según sé, Martin está entretenido escribiendo obras paralelas y con la serie. Espero que se mantenga fiel a los seguidores que llevan casi veinte años siguiendo su saga literaria.

Los hombres viven sus vidas atrapados en un presente eterno, entre las nieblas de la memoria y el mar de sombras, que es todo cuanto conocemos de los días que vendrán.

Con este libro me pasó justo lo contrario que con el anterior: la primera parte me resulta mucho más interesante que la segunda. Se unen personajes nuevos, los desaparecidos en el libro anterior y los propios de aquel, pero pasada la mitad los hechos perdieron interés para mí, incluso considero que ciertos personajes pierden su carisma en este tomo.

Lo mejor en la vida es estar borracho, y lo segundo mejor es estar salido.

Cuando terminé con los volúmenes anteriores tenía muchísimas ganas de seguir con el siguiente, como ya he señalado, y con este no me ocurre lo mismo. Hay un punto intrigante, pero el resto de tramas abiertas (que son muchas) no me resultan de tanto interés. Podré esperar al siguiente libro sin comerme las uñas, que es lo que me hubiera pasado con el resto si no hubieran estado publicados ya.

Concluyendo

A pesar de estos últimos comentarios algo negativos, recomendaría la saga a cualquier aficionado a la fantasía con el suficiente tiempo libre, porque es una lectura que, si bien no requiere un año como me ha pasado a mí, sí unos cuantos meses. Dado mi ritmo de lectura, enfrentarme a cinco libros de tanta extensión ha resultado agotador, sobre todo teniendo en cuenta que los finales me daban muchas ganas de leer el siguiente.

Empecé a leerla buscando un mundo fantástico más adulto que en otras obras del estilo que había leído, y eso es justo lo que encontré, y aunque el fenómeno fan actual se debe más a la serie que a los libros, está bien merecido. George R. R. Martin ha creado un mundo muy complejo con personalidad propia, y aunque no he leído tanta fantasía como para poder proclamar esto, me atrevería a decir que es difícil encontrar algo parecido.

Solo nos queda esperar a la llegada del siguiente volumen, que será el penúltimo de la saga, y cuando se publique el último libro estaremos en disposición de decir si es realmente una de las mejores sagas de literatura fantástica. De momento va por buen camino.

Un comentario en “George R. R. Martin: Canción de hielo y fuego”

  1. Yo los leí hace un tiempo ya todos los libros, pero como soy un vicio leyendo, demoraba no más de 15 días con cada uno :P

    Debo decir que mis apreciaciones son bastante similares a las tuyas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *