‘Los misterios de Laura’, mi reencuentro con la ficción española

lauraLaura Lebrel del Bosque es una inspectora de policía con un olfato especial para resolver misterios y crímenes, pero además es ama de casa y madre de dos gemelos. Quiere separarse de su marido, Jacobo Salgado, y en cada caso va acompañada de su compañero Martín.

‘Los misterios de Laura’ sigue la larga senda de detectives de nuestra cultura moderna. De hecho, Laura siempre lleva una gabardina que recuerda claramente a Colombo. La peculiaridad de este personaje es precisamente que es madre y ama de casa, tiene sus problemas personales al margen de la comisaría, igual que el resto de los policías que forman su equipo, lo cual la convierte en un personaje muy cercano.

La serie cuenta de tres temporadas. La primera solo tiene seis episodios, pero se consolida con la segunda y la tercera (que se estrenó dos años y medio después de la anterior), las cuales constan de trece episodios cada una. Estas dos temporadas terminan con un misterio más largo y elaborado que ocupa dos episodios.

Cada capítulo, de una hora de duración aproximadamente, nos presenta un misterio que Laura tendrá que resolver. Los misterios son de muy diversa índole, no siempre siguen el mismo esquema, y Laura normalmente los resuelve a partir de un detalle que le hacen ver elementos cotidianos o algún comentario de sus cercanos.

La serie ha tenido su éxito y ya se ha presentado el trailer de una adaptación americana realizado por la NBC, desarrollada en Nueva York. Tiene escenas idénticas al primer capítulo de la serie española, pero por supuesto aquí Laura es americana y da puñetazos. También hay un libro que espero leer pronto.

Sabía que en los últimos tiempos hay buenas series en la televisión española, pero no me había animado a ver ninguna. Después de terminar espantado con ‘El internado’ (una serie con una primera temporada genial que acaba convertida en un esperpento nazi para adolescentes hormonados), no me había atrevido. Pero desde que se estrenó esta serie tenía interés por verla, me la habían recomendado varias veces y el tema detectivesco siempre me ha llamado la atención.

Es una serie sencilla, de entretenimiento, pero con una buena narrativa y buenas actuaciones. María Pujalte está fantástica en su papel de Laura, torpe y cercana, pero el resto de miembros de la comisaría e incluso los personajes que intervienen en cada caso no se quedan atrás. No recuerdo haber visto una actuación que me llamara la atención por floja en los treinta y dos capítulos que tiene la serie.

En algunos misterios es muy claro quién cometió el crimen, pero muy rara vez se puede adivinar con todo detalle cómo se llevó a cabo. Las explicaciones que se dan para resolverlos son siempre congruentes y al hilo de lo que se ve a lo largo del episodio (para los más avispados pueden ser incluso excesivas, a mí no me lo parecen). Algunos tienen una gran complejidad, y mucho carisma los personajes que participan, siempre adinerados y con asuntos que ocultar.

Espero que no tarden otros dos años y medio en emitir la siguiente temporada, porque muchos queremos que Laura resuelva más misterios. Si os gusta este tipo de series, no dudéis y dadle una oportunidad, que aunque sea más de andar por casa también tiene su encanto. Se puede ver directamente desde la web de RTVE.

Imagen: DVD primera temporada, copyright TVE

Autor: Adrián Perales

Profesor de Lengua y Literatura. Aprendo para enseñar, enseño para aprender. Apasionado de la cultura y el software libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *