Telegram y Jabber/XMPP

Telegram está dando mucho que hablar estos días en el ámbito hispanohablante. Ayer publicaron un artículo en Diario Turing (la sección tecnológica de Eldiario.es) en el que entrevistan a uno de los creadores, que explica las diferencias entre Telegram y Jabber/XMPP (la tecnología que muchos usamos y recomendamos por ser estándar y totalmente libre), y por qué los autores no consideran permitir que se creen otros nodos:

Telegram es diferente a otros proyectos de software libre como Jabber que te permiten montar tu propio servidor Jabber usando su código fuente de servidor. La razón por la que Telegram es diferente se basa en que es un servicio unificado en la nube, que no serviría para nada si todo el mundo empezara a crear sus propias nubes de Telegram. Eso supondría que nadie se podría comunicar entre nubes diferentes. Nosotros pensamos que ese nivel de entropía podría resulta confuso entre los usuarios y supondría la desaparición del proyecto.

Habría que recordarle que el e-mail existe desde siempre, y que los servidores se comunican con los otros sin problemas. Lo mismo ocurre con XMPP. Es decir, que la comunicación entre servidores es posible si se quiere. Por otro lado, al usuario le resultará confuso según cómo se implemente, ya que, de nuevo, en el e-mail estamos acostumbrados a escribir a direcciones de cualquier servidor.

Y continúa:

La manera de solucionar esa disrupción y aun así hacer el código del servidor de software libre es rediseñar la arquitectura de todo el proyecto y permitir a todos los servidores independientes y externos que intercambien datos y actúen como una sola nube. Aunque esto es teóricamente posible requiere una gran cantidad de trabajo y podría suponer para el proyecto una reducción en la velocidad de respuesta y su seguridad. Dicho lo cual, si comparas Telegram con otros productos totalmente cerrados como WhatsApp y que no facilitan ninguna API, creo que es un gran paso adelante el que hemos realizado aun sin ser 100 % abiertos.

Sobre la velocidad de respuesta, vuelvo de nuevo al e-mail y a XMPP: los servidores se comunican entre ellos sin problemas de velocidad. Hoy en día son raros los correos o los mensajes enviados por Jabber que no llegan.

Por último, es imposible estar en desacuerdo con ese último punto en relación con WhatsApp: que piensen liberar poco a poco el código del servidor, que ya se puedan crear clientes externos, y que tenga muy buena seguridad es algo muy beneficioso que lo sitúa muy por encima.

En definitiva, si tengo que recomendar una tecnología abierta, prefiero recomendar Jabber. Hubiera sido mejor para todos que en vez de dedicar esos dieciocho meses a reinventar la rueda, estos desarrolladores hubieran colaborado con Kontalk (que está trabajando en la federación con Jabber) o directamente con XMPP para mejorar lo que ya hay. Nos hubiera encantado ver un Telegram, con sus facilidades y bondades, con soporte para federación con XMPP.

Si alguien de mi entorno me dice que se lo ha instalado, entonces me plantearé ponerlo, pero si al final todo se reduce (como se ha demostrado mil veces) a usar lo que usa el vecino, me parece que Telegram se quedará en el ámbito tecnófilo y que en poco tiempo la mayoría acabará volviendo a WhatsApp. Es evidente que un programa como Telegram es mucho más beneficioso, por eso no me cierro completamente a él, pero es una solución parcial a un problema que ya soluciona completamente XMPP.

La tecnología que nos permite hablar todos con todos independientemente de servidores y programas ya está ahí, y tan sólo necesita un poco de cariño.

Versión Pump.io

Autor: Adrián Perales

Profesor de Lengua y Literatura. Aprendo para enseñar, enseño para aprender. Apasionado de la cultura y el software libre.

6 opiniones en “Telegram y Jabber/XMPP”

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo Adrián. El movimiento de Telegram me parece sospechoso. Recuerda a los tiempos de la guerra fría Whatsapp Vs Telegram (USA vs Rusia). Bromas aparte, tengo la opinión de que las grandes empresas no apoyan el módelo de comunicación entre servidores (XMPP federado) por un tema eminentemente financiero. Después de que las operadoras de telefonía de todo el mundo, hayan conseguido enormes beneficios gracias a una tecnología como SMS, usada mayormente por la gente como servicio IM (cuando nunca lo fue), hay muchas empresas que con el acceso a internet generalizado desde los móviles han visto una gran oportunidad de negocio.
    Para los menos legos en la materia, imaginemos un mundo donde sólo hay un proveedor de telefonía móvil en todo el mundo, que pretende quedarse con todos los usuarios existentes. Este servicio de telefonía móvil no está interconectado a ninguna otra red, por lo que sus usuarios sólo pueden hablar entre si mismos. Como todo el mundo sabe, afortunadamente el mundo no es así, cada país ofrece numerosas alternativas de servicios móvil, con distinto coste, cobertura y calidad de servicio, y donde la gente puede elegir su proveedor con la tranquilidad de saber que puede llamar a cualquier otro usuario de otro proveedor, incluso en otro país.
    La pregunta es, ¿por qué el servicio IM no ha desarrollado un ecosistema parecido?. Como bien se expresa en el artículo, la tecnología ya existe, XMPP. Google promovió su uso, y recientemente se ha desviado con el Hangouts. Google menciona la falta de apoyo por parte del resto de la industria.
    Para mí la respuesta es sencilla, dinero. Whatsapp empezó dando el servicio de forma gratutita. Cierto que se dejaba claro que era un periodo de prueba, pero la gente lo percibía como gratuito. Ahora esos periodos de prueba caducan, y la gente empieza a pagar por whatsapp. Pagar por un servicio no es eminentemente malo, de hecho es deseable, porque es la única forma de garantizar una calidad de servicio. El problema es la opción que tiene el consumidor. Ahora mismo, es; o pagas a whatsapp, o estás fuera, no tienes forma de seguir comunicandote con tus contactos. La gente puede opinar que este no es un problema fundamental, porque al fin y al cabo son 80 céntimos al año, pero señores, hagan cuentas, son 80 centimos multiplicados por muchos usuario en todo el mundo.
    La empresas están claramente luchando por esta posición de monopolio. Mientras los consumidores, como tantas otras veces, se efrentan de forma desorganizada sin ningún apoyo institucional. ¿Por qué la CMT (Comisión Mercado Telecomunicaciones), u otro organismo apropiado, no toma cartas en el asunto?. ¿Si la CMT regula tarifas de móviles, y adsl, ¿ Por qué no se hace lo mismo con el IM?. Por supuesto, el hecho de que se ofrezcan servicios através de un medio globalizado como internet, deja fuera de juego a muchas instituciones que tienen una potestad local al país, pero ¿Por qué no surgen las instituciones necesarias para proteger al usuario en internet?.
    Mientras eso no suceda, Adrián, nos vemos en la única alternativa que queda en la sociedad, la información. Hay que concienciar a la sociedad sobre el problema, informar y educar sobre el consumo de servicios electrónicos, y de esa forma conseguir que el consumidor centre su presión sobre el proveedor en los problemas importantes.

    1. Esto se resume en que WhatsApp y Telegram quieren tener a los usuarios atados con ellas para que asi no pueda fluir el dinero hacia otros, con el tiempo si Telegram se vuelve la más usada es posible que pidan dinero como hizo WhatsApp o pasen a ser más cerrados para no perder su gran cuota de usuarios, es lo malo de empezar con servidores cerrados que contra más usuarios tienen mas renuentes son a abrir sus servidores y a que se puedan comunicar con otras redes y clientes o programas, digamos que el tener más usuarios les vuelve más avariciosos, lo mismo que le paso al famoso messenger de Windows yo me acuerdo que en sus inicios eran más blandos y más permisivos a que otros clientes como Pidgin se comunicasen con sus servidores, pero con el tiempo cuando tuvieron a muchos mas usuarios los de Windows se volvieron mas avariciosos y cerrados a que otros clientes usasen sus servicios y en los últimos años me acuerdo que Pidgin tenia muchos problemas con los certificados para poder entrar en la red del messenger de Windows.

  2. Yo uso WhatsApp y Jabber, el WhatsApp lamentablemente porque a ciertos amigos es imposible de convencerlos de que usen Jabber y si quiero comunicarme con ellos no me queda más remedio que usar WhatsApp, espero que con el tiempo más usuarios se vayan defraudando con las redes cerradas y se pasen a las redes abiertas, y que las redes como Telegram acepten la comunicación con otras redes, seria genial que WhatsApp, Telegram, Line y demás redes pudiesen comunicarse entre ellas y que cada uno usase un programa el que quisiesen para hablar con todos sus amigos o conocidos.

  3. Muy cierto todo, pero hoy dada la muerte de Gtalk y el alejamiento de protocolos XMPP es la única forma razonable que tengo (telegram) para invitar y hablar con amigos de la universidad en tiempo real sin caer en el ostracismo digital del XMPP, muy seguro sí, este ultimo, pero que no usa nadie mas allá de cerrados círculos geeks. Espero y todo el código sea pronto liberado como dicen acá https://telegram.org/faq/es#p-por-qu-no-dejar-todo-con-cdigo-de-fuente-abierto . Por cierto amigo Adrian si tanto defiendes la privacidad y seguridad en comunicaciones ¿que haces que te veo muy activo en Twitter?

  4. Después de conocer el protocolo XMPP me convertí en su usuario, no he sentido la presión de usar whatsapp o telegram, incluso converso contigo Adrian. Hay que seguir difundiendo, no queda otra opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *