Aplausos para PepePhone

Me pasé a esta compañía cuando me compré el smartphone, por barata y por las buenas críticas que había leído, tanto en servicio como en trato. Fue muy gracioso ver cómo lloraba Orange, que me mandaba SMS a la desesperada, cuando no me habían contactado en años nada más que para enviarme publicidad y la cada vez más abultada factura de un contrato de voz básico.

Al poco tiempo de realizar el cambio salieron opciones más baratas, pero yo no cambié. Porque PepePhone es barata (pago menos y tengo internet en el móvil), porque ofrece un buen servicio, porque realmente te olvidas de que tienes un operador y porque durante la portabilidad me atendieron genial (no he necesitado contactar más, un año después del cambio). Ahora veo que tomé una buena decisión.

Vodafone lanzó soporte para 4G en julio. Su contrato con PepePhone les obligaba a darles soporte también. Y no lo han hecho. Les dan largas, muy bien redactadas al parecer. Casualmente (o no), si pides portabilidad desde PepePhone a Vodafone, la tienes en un día.

Ahora PepePhone les lleva a los tribunales. Todo lo explican muy clarito en un correo que nos han enviado a sus clientes. Lo hacen por cumplir con sus principios, unos principios muy simples de expresar pero muy difíciles de llevar a cabo. Principios que ocasionan muchas más molestas a la propia empresa que a los usuarios.

Este caso es el mejor ejemplo de ello. Nosotros lo único que tendremos que hacer será cambiar la tarjeta SIM por la nueva que nos manden (con cobertura Yoigo y Movistar) mientras ellos se pelean en los tribunales y pierden dinero. Incluso lamentan tener que molestarnos para realizar el cambio, a ver si no son majos.

No se sabe qué pasará en los juzgados. Espero que a Vodafone le crujan bien, por listos. Lo que está claro, desde mi punto de vista, es que hacen falta más decisiones como esta, y más empresas valientes que tengan por bandera unos principios éticos firmes. Y no solo en telefonía móvil.

Un comentario en “Aplausos para PepePhone”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *