Una entrada personal muy larga para acabar el año

Antes que nada: ¡Felices fiestas y feliz 2014! Espero que paséis unos días muy agradables rodeados de vuestros familiares y amigos y que entréis en el nuevo año con muchas sonrisas.

Así como el que no quiere la cosa, el 2013 se nos escapa entre los dedos. Tal como vino se va, pero, ¡cuántas cosas deja tras de sí! Un año, con sus trescientos sesenta y cinco días, siempre da para mucho, aunque nos pueda parecer que lo que ha pasado tenga poca importancia. Y como es época de rememorar y plantearse el año que entra, pues vamos a ello.

Continuar leyendo “Una entrada personal muy larga para acabar el año”

Amor y madurez según Osho

Una interesante reflexión de Osho que conozco gracias a No_2nd Troy y que hace un tiempo traduje con su ayuda. Por lo que he podido ver (no encuentro mucha información en español), procede de su obra The tantra vision y, aunque los párrafos circulan por internet juntos, en realidad no son consecutivos.

Continuar leyendo “Amor y madurez según Osho”

Telefonía móvil basada en software libre

Desde que los smartphones llegaron a nuestras vidas, estamos acostumbrados a ver iPhones, teléfonos Android de diferente gama y, últimamente, algún que otro Windows Phone. Los tres tienen algo en común: su carácter eminentemente cerrado. Pero, ¿es posible obtener un teléfono que tenga instalado algún SO basado en software libre, sin necesidad de alterar un dispositivo que no lo traiga de serie?

Aunque la base de Android sí es software libre, versión tras versión Google se adueña cada vez más del sistema, hasta llegar a integrar los SMS con su aplicación privativa Hangouts, y la mayoría de dispositivos no introducen modificaciones hasta el punto de cambiar esto. Al contrario: introducen más aplicaciones propietarias, de modo que el control de nuestro teléfono cada vez es menor (por suerte aún podemos deshabilitar aquellas aplicaciones que nos incomodan, sin necesidad de modificar el aparato).

Sin embargo, desde hace un tiempo la situación parece que cambia poco a poco, y cada vez son más las opciones que tenemos para disfrutar de teléfonos basados en software libre. Desde mi punto de vista, FairPhone, Jolla y los aparatos con Firefox OS son las más interesantes, y nos permiten tener un teléfono con la tranquilidad de que nadie va a hacer de las suyas.

Continuar leyendo “Telefonía móvil basada en software libre”

Reivindicaciones que pierden el norte

Si le dices guapa a una mujer, eres un machista que perpetúas una sociedad patriarcal en la que las mujeres sólo son objetos a manos de los hombres, y si dices ‘todos’ en lugar de ‘todos y todas’, discriminas. Si muestras un mínimo indicio de que te incomoda ver besarse a dos personas del mismo sexo, eres un homófobo. Si consumes cualquier producto derivado de animales eres un asesino en masa sin sentimientos, y merecerías que a ti te hicieran lo mismo. Si no usas software cien por cien libre estás de acuerdo con que las compañías mantengan su monopolio y alimentas una sociedad capitalista.

Continuar leyendo “Reivindicaciones que pierden el norte”

¡Abracadabra! (sobre películas de magia)

Estos días he visto tres que comparten un mismo tema: la magia (la real, la que se hace en teatros, no en mundos maravillosos o paralelos). A pesar de compartir ese tema, las tres son muy diferentes: ‘El ilusionista’, ‘Ahora me ves’ y ‘El truco final’.

‘El ilusionista’ no la recordaba tan mala. El argumento resulta insustancial a pesar de querer contar una gran historia, sólo tiene un personaje que merezca la pena (tanto por la actuación del actor que le da vida como por su historia), es predecible y el final, ilógico.

‘Ahora me ves’ es todo efectos especiales, y aunque cuenta con grandes actores, están completamente desaprovechados. Todo esto daría una gran película de entretenimiento si no tuviera ese final, un final sin pies ni cabeza.

Por su parte, ‘El truco final’ es simplemente redonda. Igual de entretenida o más que la anterior, pero con algo que decir y con una estructura narrativa impecable.

Continuar leyendo “¡Abracadabra! (sobre películas de magia)”