El final de un camino

La ceremonia de graduación para dar por finalizada mi Licenciatura de Filología Hispánica fue para mí casi como un rito de paso. Me di cuenta de que algo terminaba, de que todo iba a ser muy diferente a partir de entonces. Me propuse cambiar una serie de aspectos de de mi vida y de mí mismo, afrontar nuevos retos, y en este tiempo lo he intentado y creo que lo he logrado en buena medida. Aunque no haya experimentado un cambio radical (a estas alturas dudo que me pase algo así) creo que soy una persona diferente de la que salió de la Facultad de Letras.

Pero quedaba cuerda, aún quedaba camino, ese camino recto y sin muchos baches que había venido recorriendo durante toda mi vida. El objetivo siempre fue claro: ser profesor de Secundaria. La ESO, el Bachillerato y luego la Universidad, eran tramos que tenía que recorrer, tramos seguidos y seguros. Y aunque ya se acababa aún quedaba un tramo más, aún no tenía por qué preguntarme qué haría con mi vida. Tenía que hacer el Máster, y ese era el siguiente paso lógico y el único que iba a dar.

Y ese Máster acaba en menos de un mes. El último tramo del camino recto llega a su fin y delante de mí veo muchas bifucaciones, todas van al horizonte pero tienen destinos desconocidos. La cuerda acaba y aumenta la sensación de vértigo, la sensación de inseguridad ante lo desconocido. Se acabó el camino largo y fácil: ahora tengo que decidir de nuevo qué camino elegir, buscar el que me lleve al destino deseado pero sin rechazar otras posibilidades y, sobre todo, disfrutar del viaje y de las personas que me acompañen, conocidas y por conocer.

Es todo un reto. Pero quiero afrontarlo, tengo ganas de saber cómo será el resto de mi vida.

4 opiniones en “El final de un camino”

  1. Muchas felicidades por tu graduación y ánimo cuando termines con el Máster, tómate tiempo para ordenar tus ideas y mi más sincera recomendación es que tengas claro lo que quieres para tu vida, las cosas que vengan no las eliges tú pero el como afrontarlas sí :).

    ¡Ánimo y buena suerte!

  2. Te deseo todo lo mejor Adrian. Por el camino, sea el que sea el que tu elijas, puede que te encuentres algunas dificultades pero, estoy seguro que las superaras con las misma seguridad y sabiduria que has demostrado tener hasta ahora, y aunque a veces te puede parecer que te veas perdido y desamparado eso tambien te puede ayudar a tomar la decision correcta por ti solo o con los consejos de todos los que te queremos porque te lo mereces.

  3. Acabo de calcular que hace 20 años, día más o menos, andaba yo con las mismas sensaciones en la puerta de la facultad de medicina.

    Los cambios radicales existen, a mi me han ocurrido, y no son necesariamente malos. Por lo demás es cuestión de arriesgar a veces, esperar otras y tener un poco de suerte y un proyecto a largo plazo.

    Ánimo y suerte.

  4. Sandra, de momento tengo claro a dónde quiero ir, pero lo que se cruce aún lo tengo que descubrir y afrontarlo como mejor sepa.

    Stefano, afrontaré lo que venga lo mejor que pueda, como siempre, y por supuesto sé que contaré con vosotros cuando os necesite.

    Salamandra, por supuesto no rechazo cualquier cambio que pueda venir, sólo veo difícil que mi personalidad cambie radicalmente, a eso me refería. Por lo demás, el proyecto a largo plazo lo tengo ahora mismo, lo demás ya vendrá.

    Muchas gracias por vuestros comentarios, es un gustazo recibir vuestro apoyo :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.