‘El mundo es nuestro’, la comedia como crítica

Y menos mal que no hemos estudiado porque si hubiéramos estudiado estaríamos igual pero peor, con más cara de gilipollas, porque aparte del tiempo que hubiéramos perdido seríamos más conscientes de lo precaria de nuestra situación.

—El Cabesa

El Culebra y el Cabesa, dos chicos de barrio descarriados con una cultura muy particular, entran  en un banco con intención de atracarlo para así cumplir su sueño de ir a Brasil. Sin embargo, hasta que no se ven en medio del entuerto no son conscientes de que las personas que se hayan en la sucursal son de armas tomar y de que un hombre con explosivos ha montado un buen tinglado.

Así, poco más o menos, se podría resumir la premisa de El mundo es nuestro, una reciente producción cinematográfica andaluza surgida a partir de los vídeos de Mundo Ficción y dirigida por Alfonso Sánchez. Se reúnen rostros nuevos y consagrados para dar vida a una película en la que todo puede ocurrir.

Aunque estamos claramente ante una comedia, se tratan multitud de temas sociales, críticas propiciadas por lo disparatado de las situaciones y por la naturaleza variada de los personajes: una cajera cansada de que la atraquen, un funcionario corrupto o un parado que tiene un chapuz son sólo tres ejemplos. Son muchos los personajes, todos ellos muy definidos y con una personalidad propia que se desarrolla en los escasos noventa minutos que dura la cinta, todos ellos representan un sector de la sociedad y encierran una crítica. A destacar la participación de la presentadora de ‘En capilla’.

Puede parecer excesivamente local, ya que la Semana Santa, muy arraigada en Sevilla, es un elemento muy importante en la trama, pero no es algo que dificulte su disfrute. Estamos ante una película muy particular, con personalidad propia, capaz de hacernos pasar un buen rato y en la que vemos la sociedad retratada con una mezcla de humor y malicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.