‘¡Rompe Ralph!’, más que una historia de videojuegos

Cabecera de Rompe Ralph

Ralph es el «malo» de ‘ReparaFélix Jr’, una recreativa que lleva treinta años entreteniendo a los jugadores. Dentro de la máquina, todos están muy contentos porque Félix hace un papel magnífico: bajo las órdenes del jugador repara todo lo que destruye su antagonista. Ralph está cansado de que todos se olviden de él y decide cambiar su situación: se dirige a una nueva recreativa llamada ‘Hero’s Duty’ (un juego de disparos futurista). Por avatares del destino acabará en ‘Sugar rush’ (juego de carreras y chucherías) con Vanellope y perseguido por Félix y Calhoun, una soldado tridimensional.

El tráiler llamaba a todo jugador de videojuegos ya que planteaba una historia basada en este mundillo y la posibilidad de ver cameos de sus personajes favoritos, pero la película ofrece mucho más. Las últimas obras de Disney (‘Tiana y el Sapo’, 2009, y ‘Enredados’, 2010) son buenos productos pero no llegan a alcanzar esa calidad esperada en un filme de la compañía. ‘¡Rompe Ralph!’ no sólo alcanza ese objetivo sino que lo supera con creces.

Que sean personajes de videojuegos y que la acción se desarrolle en una recreativa es el telón de fondo. Lo verdaderamente importante es ver qué le ocurre a los personajes, qué sienten, cómo interactúan y cómo luchan por sus respectivos objetivos. Los elementos que aparecen a lo largo de la historia se unen, hay giros de guión y el final, aunque esperable en este tipo de película, resulta adecuado por el camino recorrido hacia llegar a él: deja una tremenda sensación de felicidad y satisfacción.

‘¡Rompe Ralph!’ sorprende sobre todo por sus personajes, que se desarrollan conforme avanza la trama; por su apartado técnico, que está al servicio de la historia y no al revés; y por su banda sonora, que acompaña y acentúa ciertos momentos de emoción. Muy recomendable, y no sólo para los aficionados a los videojuegos. Aunque tener conocimientos sobre ellos proporciona un disfrute mayor no son indispensables para disfrutar de un entretenimiento de calidad como este.

Autor: Adrián Perales

Profesor de Lengua y Literatura. Aprendo para enseñar, enseño para aprender. Apasionado de la cultura y el software libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *